jueves, abril 21

 
Instantánea
Creo que hoy el dia ha amanecido triste, porque una nube ha estado llorando insistentemente sobre mi flamante platillo volante, color alpinweiss. 
Mientras esperaba a que el enésimo semáforo galáctico tornara su irritante tono marrón oscuro en un excitante y seductor marrón clarito que, dicho sea de paso, apasiona a todos los pilotos del universo conocido y por conocer menos a mi, he visto a través del parabrisas manchado de lágrimas de nube, a una chica guapísima abrazada a un niño pequeñísimo. Él abultaba menos que la mochila que lo empujaba hacia atrás. Pero el abrazo era tan inmenso que parecía cobijarlo y ampararlo de todos los males, bajo un cielo gris que mordia, con dentelladas de nostalgia.
He cerrado los ojos, apretando fuertemente los párpados, para volver a abrirlos al instante, muy, muy abiertos. 
Se me ha olvidado poner el flash.
Y algún filtro de color, quizás sepia o noir hubiera quedado bien. 
Ahora mismo no sé si la he guardado en carrete, autofotos o en capturas de pantalla. Luego la busco, este nuevo sistema operativo me sobrepasa. 
De lo que mola parpadear hablamos otro dia.





Comentarios:
I love you

 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]