sábado, noviembre 30

 
He llegado a la conclusión de que lo que más cuesta ante situaciones de emergencia, es encontrar ropa que ponerse. El tiempo de frio siempre me pilla a contrapelo y con el armario repleto de nada que sirva para la ocasión. Así que este fin de semana he decidido recluirme en casa y dedicarme al apasionante pasatiempo de observar detenidamente cómo cambia lentamente el blanco de las paredes con el paso del tiempo. Pongo la radio lo suficientemente floja como para que no interfiera con mis pensamientos, y lo suficientemente fuerte como para no sentirme solo. Y cuando estoy realmente desesperado, entablo discursos metafísicos con esta chica que lleva una semana instalada en mi cocina. Pasamos largas horas divagando sobre los infiernos que todos nos creamos en nuestro interior. Porque nadie sabe cómo es el cielo, pero todos somos expertos en crearnos nuestro infierno particular. Y de qué sirve tener tu propio infierno, alicatado hasta el techo, si no lo puedes compartir.



Comentarios:
Mira que això de compartir pis es bonic, però jo amb segons qui em costa... :P

PV: YGORIN 6
 
Mira nen, tu estàs fatal, fatal, fatalisisisimmmmm!!!

Va, cambiat de roba i surt a donar un volt ara mateix!

O tómate 'argo' prenda!

mua, mua, muaaaaaa!!!!
 
Al menys, la meva, té las cames més llargues... i paraula de de identificació 'asin'

:S
 
Nadie sabe cómo es el cielo, pero cuando alguien te ofrece disfrutar de algo que,potencialmente , puede ser similar, es raro no estar- cuando menos- tentado de alcanzarlo. Cada uno se crea sus infiernos,o vive de las reminiscencias del pasado, cierto es, pero hay infiernos que a algunos les gusta mantener y prolongar porque en ellos se esconden sus mayores miedos y frustraciones y claro,cambiar infierno por cielo implicaría un cambio en ésas rutinas que paradójicamente resultan placenteras..Cada uno con lo suyo, no hay peor cosa que quien se queda varado en su (in)comodidad. Bona nit, Coco.
 
Hijo de mi vida!! Tu sigue alimentandola y dandole conversacion y a èsta te la encuentras en la cama. No te digo mas. Imagina la picadura y el infierno va a ser chico para correr. No se...
 
Tracatrà!! Com et coneixen Coco...

Aranyes, mosques, lluernes, capses plenes de fantasmes del passat... Qualsevol excusa és bona.
I mentrestant van passant els trens (uns venen de lluny, els altres potser de la vora de casa) i els anem deixant passar. No sabrem mai quin serà el darrer fins que ens trobarem sols a l'andana, morts de fred, en xancles, mirant com s'allunya l'últim llum vermell.
Jo sí sé com és el (meu) cel, potser perquè amb poca cosa en tinc prou per ser (una mica) feliç. Ara tinc un pis compartit al purgatori, però com que progresso adequadament qui sap si aviat em tocarà un altre trosset de cel.
(nomes trobo al faltar de tant en tant les sacsejades de la teva olor, però cada dia una mica menys)
 
Te caen por todos los lados, corazón. Yo creo, que psicoanalizando a los demás lo único que conseguimos es que nos alejen de sus vidas, quizás porque llevamos demasiada razón, quizás porque nos estamos metiendo donde no nos llaman (aunque la intención-que dicen que es la que cuenta- sea buena)quizás porque sea absurdo..Ya somos mayorcitos todos para saber lo que queremos y para pedir ayuda cuando lo necesitamos. Así que, disculpas por la parte que me toca. Si tú eres feliz, yo también lo soy, con arañas, cielos e infiernos.
 
No permitas que nadie te exija los cielos que no puedas dar.
 
Y esta chica no nos haría unos tapers, tantas horas en la cocina...?
 
Coco, creo que tienes amistades peligrosas... y peludas. Bona nit.
Mercedes.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]