miércoles, agosto 8

 
Giro constantemente la mirada hacia la silla que ya no ocupas, esperando a que ella (como tú) me interrogue con las palmas de las manos mirando al cielo, entornando los ojos, crispando la lengua. Hoy, cuando volvia de dejarte, no soportaba las canciones de la radio, y en el cd (que dejó insertado eternamente uno de nuestros hijos invisibles) ha sonado esto. Supongo que hoy sólo el ruido del silencio podría haberme sentado bien:


Comentarios:
Es tan fàcil acostumar-se a segons què...

Gaudeix de les vacances Coco

Petonets
 
creo que lo que más combinó con el absurdo de la ausencia fue lo absurdo de la letra.

petons Coquito*
 
Ay ay ay que estas enchochado disfrútalo ,después de las ausencias vienen lo recuentros que son mejores.
nirvana buenísimo.
un beso
 
Somos palabra
y ninguna nos cuenta.
Somos silencio
y no hay modo de reconocernos.

Ya no importa
si madurar y resignarse
son o no una misma cosa.

Escribo para intuir
el modo de mi ausencia.

Alejandra Morales
 
Somos palabra
y ninguna nos cuenta.
Somos silencio
y no hay modo de reconocernos.

Ya no importa
si madurar y resignarse
son o no una misma cosa.

Escribo para intuir
el modo de mi ausencia.

Alejandra Morales
 
¿Enamorado, Coco? no puede ser...
 
Ains qué triste son las despedidas, sobre todo los primeros y amargos momentos de ausencia.
Pero sabes? Siempre hay algo peor.
Y es peor no haber vivido momentos que te lleven a sentir una ausencia...el vacío es mayor.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]