miércoles, mayo 9

 
Supongo que si una empresa japonesa tuviera un prototipo de máquina capaz de borrarte los recuerdos, yo me apuntaría para participar en las pruebas piloto. Y olvidar. Y mañana tener otra vida, para vivir feliz otra mentira. 
(Acabo de recordar una mañana de domingo que nos despertamos midiéndonos los pies, comparándonos los dedos, los labios, y abrazados a dos niños preciosos. Y se me ha escapado la risa).
http://youtu.be/L0WlzDRMH5U

Comentarios:
O para vivir (para variar) otra verdad...

¡Déjate sorprender por la vida, Coco!

Un abrazo
 
Es tan corto el amor, y tan largo el olvido... que diría Neruda (Poema 20).
U Olvídate de mí (Eternal sunshine of the spotless mind), una peli de Michel Gondry que te recomiendo.

Poesía y cine. Esta vez, la música la pones tú...

Un beso,
 
"Lo que más me sorprende del hombre occidental es que pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud.
Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro. Y viven como si no tuviesen que morir nunca, y mueren como si nunca hubieran vivido. "
Dalai Lama
 
Mejor que se te escape una sonrisa y no una lágrima.
 
Los buenos momentos que hemos vivido con la persona amada es lo que tenemos que recordar ,
la vida continua y tiene cosa muy buenas.
Un abrazo
 
No esborris res, no sap si els que et queden per davant seran millors...
 
Precisamente esos recuerdos son también parte de ti.
Lo malo no son los recuerdos sino vivir en ellos.
 
La percepción a posteriori, nunca es demasiado real y está sobre valorada, Coquito.

;)
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]