sábado, octubre 22

 
Cuando era niño, la mayor de mis felicidades era el día de mi cumpleaños, porque me daban chocolate para desayunar. Pero ahora ya no sé qué es ser feliz. Quizás porque cada vez me cuesta más. Yo soy muy dado a tenerlo todo perfectamente planificado, y tal vez la felicidad esté en las cosas que no planeas, en las que no ves venir: una conversación imprevista, unas risas en el oido, organizar un viaje, quedar para follar. Coño, quedar para follar. Ya sé por qué me cuesta tanto ser feliz.

Comentarios:
Estoy peor que tu Coco, solo soy feliz una vez al año....bueno " una vez al año no hace daño"...asi dicen jajaja!! Um beijo.
 
Muas!

( te sigo leyendo aunque ya no sepa que comentar) :)
 
Tendrias que tener una folla-amiga, como las de las sèries americanas de la tele, parece que son lo mejor del mundo mundial....

Siempre son preciosas, su grado de inteligencia es superior al del resto de la humanidad, siempre te hacen reir y follan de maravilla...

Claro que, eso es en las series de TV

Un besote!!
 
Siempre tengo chocolate en casa y no planifico mucho y mi felicidad va a dias. Quizá sea verdad que la felicidad la da el follar. Llamame y lo hablamos...
Petons
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Tengo la cena en la boca... luego te comento.
 
Pues si con este post, no pica nadie... tá jodío, chaval.
Pero siempre puedes comerte el "chocolate" con la izquierda.
Digo yo.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]