sábado, octubre 15

 
Lo complicado de acariciar la luna con la punta de los dedos es aterrizar luego y volver a poner los pies sobre el suelo.

Comentarios:
Si la luna se deja ya hemos ganado mucho, la próxima vez dile que se acerque ella y así no hace falta que aterrices luego.
Besos
 
Es lo que tiene ir mirando a las nubes(y aledaños) en vez de por donde pisas, que a la que te descuidas, te escogorcias... pero, ¿a qué es bonito?
En fin!
 
¿y por qué no quedarse colgado de la luna?? =)
 
Afortunado tú que por lo menos la tocas. Y sobre el mamporrazo, ¡te fastidias! No haber subido tan alto, hala!

Dicen que sarna con gusto no pica, pero... mortifica!!!

Requetemua,
 
Siempre puedes contemplarla desde aquí.
 
Y lo bueno es que, pase lo que pase en la Tierra, ella seguirá saliendo cada noche; y podremos leer en sus rayos azules la historia de lo que un día fuimos o, quién sabe, encontrar la promesa del viaje que un día haremos. Mientras tanto, lo bueno es que sabemos dónde encontrarla (no es como esos cometas que se acercan a la Tierra cada 300 o 400 años que tanto les gustan a los redactores de los informativos).

Está claro que, al final, todo es cuestión de óptica.

http://www.youtube.com/watch?v=9LOB_I7sgoI
 
¿Corres mañana la triatlon?

Venga, hoy no hago el chiste fácil del pronominal... ejem...

Mua,
 
me encanta lo que escribe y usted también un beso
 
Bueno, si aterrizaste de pie, ni tan mal ¿no crees? Un abrazote!!
 
Y columpiate en las estellas...
 
Hay coco, como eres... miedo me das he he he
 
No creo que digas tonterías, habrá que saber lo que ella dice, no?

Besicos
 
La cosa es caer de puntillas, coco.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]