sábado, septiembre 17

 
Hoy, en lugar de correr hacia ninguna parte, he decidido recorrer caminando de punta a punta este (nosécómodefinirlo) pueblo que me toca habitar. En una calle, cerca de mi casa, había dos ancianas tejiendo en silencio, sentadas en sillas de madera frente a su portal. El repiqueteo de las agujas metálicas era lo único que se oía, aparte del zumbido del tráfico, dos manzanas más abajo. La fachada de su edificio era como un puzzle, en tonos azul claro, verde oscuro, amarillo ocre, salpicaduras de rojo, y manchas blancas. Tenían encendida una vela antimosquitos entre las dos sillas que no parecía servir de nada, porque cada dos por tres utilizaban las agujas para atizarse en los brazos y las piernas. Después de dos horas andando hacia ninguna parte, esto es lo único con lo que me he quedado, aparte de mil escotes, dos mil piernas, una chica que al agacharse para reñir a su niño me ha enseñado las bragas y una vendedora de Luky Strikes enfundada en un mono de látex blanco con letras rojas (la u y la k le marcaban los pezones, aunque prácticamente no me he fijado) que casi me devuelve al mundo del tabaco. Como no acabe pronto el verano, me dará un infarto. Y a las dos viejas también. Tanto ganchillo no puede ser bueno.

Comentarios:
tienes deficit de atención, no podían ser sólo 1000 escotes.
 
Si quieres seguir con experiencias religiosas, vente a mi pueblo, que son fiestas. Sin parangón,oiga. Muak
 
Que suerte que en tu "pueblo" se pueda ver ancianas tejiendo sentadas en el portal. En el mío sólo hay coches, bicis y motos que te amenazan si no les cedes el paso...
 
:) Parece sureal que haya abuelitas tegiendo y una busca a Jacks en el mismo pueblo.
 
a que si?
 
Mira que si te quedo algo de ese recorrido por ese nosabescomodefinirlo tu pueblo. tal vez a partir de hoy esas dos letras te den una idea de como definir a tu pueblo jaja digo por eso de la ubicación que marcaban la U y la K. por que aunque practicamente no te has fijado segun dices, pienso que es lo que mas se te ha quedado.
 
A mí también me va a dar un infarto. Y como soy joven, me convertiré en un icono, o quién sabe, seré hashtag en twitter.
 
Vengo recomendada (del blog de Cristal), he leído un montón de posts del tirón y con todos me he reído mucho...Resumiendo me gusta lo que cuentas y cómo lo cuentas así que a partir de ahora verás asomar mi sombrero puntiagudo en una rendija de tu blog.

Te dejo un beso!
 
De los mejores textos que has escrito este año. Y el pasado.

¿Quieres hacerme de negro? Estoy por publicar tus memorias... y desmemorias también.

Me sigues chiflando, caracartón.

Mua,
 
¡¡¡PLIÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ!!!!
 
¡Pero bueno, señor coco! ¿Ves? Eso es lo que pasa por ir corriendo con meta fija.


Y que te diga esto yo, la pequeña saltamontes...Sé libre, corre sin propósitos, y de paso verás como dejas de ver ganchillo y los mil escotes se convertirán en dos mil.
 
El repiqueteo metálico de las tejedoras me hace pensar que no se trata de ganchillo sino de calceta, coco. Mucho tiempo sin saber ni visitar esta p´gina inteligente. Hola.
 
no te rindas ante la tentación de la rutina =)

Por fortuna, ninguna estación es eterna..
 
Siempre se camina "hacia ninguna parte", dear.
Pero... ¿qué hacías tú por el 13 de la Rua del Percebe, monada?
En fin! Mua!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]