lunes, agosto 22

 
A veces escuchas canciones que habías olvidado. O vuelves a ver por accidente el final de un capítulo de anatomía de grey. O abres un album de fotos por la página que no tocaba. O te das de morros en una esquina con tu ex, y se disculpa y sonrie. Y te dan ganas de volverlas a vivir.

We talk of changes, we talk of many things, when there is sadness, we re-arrange the dreams. Those tainted promises, they fade and die. We forget so easily the love inside.

Comentarios:
Life is what counts! Saludos Sr. Coco.
 
Pues sí, ocurre eso, y lo mejor es darse la vuelta y salir corriendo por la otra esquina. Te lo aseguro.

¡Hala! mal de muchos... ¡¡epidemia!!

Besicos,
 
¿Serán casualidades o mensajes del destino? ;)
 
Yo si me encuentro de morros con mi ex, la hostia se la lleva asegurada.

Una que la han dado mucho por detrás :D
 
Es sólo el recuerdo del Síndrome de Estocolmo.
 
¿Tamos masocas?
sieejjjqueeeee...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]