domingo, abril 24

 
Hoy he salido a primera hora a comprarme el libro de turno: 1Q84 de Murakami. He leido los dos primeros capítulos y promete, pero no es de eso de lo que quería que fuera este post. A primera hora de la mañana, las calles, envueltas en gris y encharcadas por un cielo plagado de nubes negras que no dejaban de llorar, no inspiraban nada que no fuera melancolía. He entrado en un bar, me he sacudido la lluvia del pelo, he cogido el periódico de un rincón, me he subido a un taburete y me he quitado las chanclas. Mientras esperaba pacientemente mi café solo, la chica que tenia al lado, que discutía acaloradamente con otro chico que parecía recién levantado y sin duchar, ha pronunciado esta frase: "fidelidad no es sinónimo de servidumbre". Y no sé a qué venía, ni sinceramente qué quiere decir, pero me ha parecido una frase genial. La he anotado mentalmente, me he tomado el café, me he puesto las chanclas, he salido del bar, he abierto el paraguas y lo he vuelto a cerrar. Me encanta que me limpie la lluvia. Por dentro.

Comentarios:
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Lo mismo se les había ido la asistenta o qué?:-)
Aquí hoy sol. Besos, coco.
 
Sin duda es una frase genial. Seguro que la conversación acabó con un par de bofetadas, pero la satisfacción de haberla dicho queda siempre ahí.


Espero que el café fuese de tu agrado, y que el libro lo sea más.
 
Yo también tengo ese libro en mi lista de pendientes. Creo que hablarían de su necesidad de independencia y actuación. ;)
 
Mira, ese libro estoy leyendo ahora mismo. Y es genial escuchar conversaciones ajenas y más si inspiran.

Saludos
 
Coco, que soy la de arriba (Butterflies...) que he cambiado de blog. Píllame aquí.
 
Te habrás acordado de abrir la boca, no?
sino lo de limpiar por dentro se complica y no hay que complicar las cosas que luego la fidelidad se vuelve servidumbre.
 
Sólo te ha faltado cantar, ¿o no?
http://www.youtube.com/watch?v=p7QL46cK7B8
 
lluvia??Yo me quemé jaajaja

La frase...
se me ocurre muchas ideas jejeje
 
Murakami yo me he leido "De que hablo cuando hablo de correr" y quiero ver si leo algo más de él. Me encanto encontrarte por mi casa. Un beso
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Yo también me lo he comprado, hace años que lo leo, me encanta, aunque ahora da cosa ya que se ha puesto muy de moda...
suerte con la limpieza interior :)
 
Anda que no me queda nada...

¡¡Chao!!

Marí

 
A mí también me gusta lluvietear sin paraguas... desde aquí se percibe lo bien que hueles, así limpito. Un beso, coco.
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Pos no sé... todo depende de en que lado estés ¿no? Que aquí, el que no corre vuela.
Eeeeh lloviendo y en chanclas, ojo no te me descuajeringues, bonobo de mis entretelas.
ssshhhhhh!
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
¡Ay! Ese título no me atrae, ya ves...

Haces bien en anotarte esas citas porque yo no lo hago y luego no me acuerdo. La edad.

Besete,
 
¿Cómo siguen esos dos codos tuyos, Coco? Si ya no te molestan, puedes estar seguro de que la "próxima estación: vejez" te queda aún muy lejos.
Namasté.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]