domingo, septiembre 26

 
Cuando nací, aprendí a llorar. A los 3, aprendí a caerme. A los 8 aprendí a callarme. A los 12, aprendí a lamerme las heridas. A los 17 aprendí a coserme el corazón. A los 23 aprendí a respirar tres veces antes de gritar. A los 30 aprendí a organizarme. A los 40 aprendí que ya no quedaba tiempo para cambiar el mundo. A los 46, estoy aprendiendo a llorar, a caerme, a callarme, a lamerme las heridas, a gritar, a organizarme, a saber que como todos, no tengo tiempo, pero ya sé esperar.

Comentarios:
He de reconocer que al leer tus entradas, te hacía bastante más jovén. ;)
 
Qué esperamos? "la casualidad más grande de nuestras vidas"?. Yo tb he aprendido a esperar.
Bsos.
 
Precioso. Me gusta mucho la definición que haces de ti mismo en la cabecera de tu bloc, si no te molesta te añado para seguirte apartir de ahora.

Gracias!!
 
¿Dónde te enseñan a tener paciencia y saber esperar? Yo también quiero, jo.
 
El mundo esta lleno de gilipollas,pero tu eres uno de los grandes.Te felicito por eso.
 
Hay que esperar sólo un tiempo de cortesía. No más. Un beso. Lucía
 
Es que los gilipollas, querido/a anonimo/a somos como las bolitas de mercurio, nos encontramos irremediablemente. Lucía
 
Gran virtud, la paciencia, yo también sé un rato de eso.
 
Eso va a ser cosa de la edad, jajajajaaaaaaaaaaaa!!!! Besotes!!!
 
;)

Seguro que a los 50 aprendes a disfrutar.
 
Buf, yo tengo un entrenamiento de paciencia que te cagas. Pero seguro que otras cosas no las sé.
 
Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen...
 
Si és que ets tan xulo, tu...

Cada dia s'aprèn alguna cosa nova, no ho dubtis.

Petonarrossss......!!!!
 
Y lo que uno disfruta entre que aprende y no?
 
a los 43 aprendiste a pegar mis trocitos. Te quiero.
Estoy deseando que llegue el Sabado.
 
Me encanta esta reflexión....
 
menudo subnormal el anónimo este de los cojones
 
Me encantas.
 
18 años voy a cumplir, y hasta el momento, me siento identificado contigo.

Un saludo Coco
 
El tiempo es el mismo para todos... unos lo gastan lamiéndose las heridas, o gritando, organizándolo todo sin hacer nada, o intentando cambiar el mundo sin primero cambiar ellos mismos...
Porqué no lo disfrutas desde ya?

kat

PD: que bonito, CB... :-D
 
Sólo me queda un día de los 46, así que espero mañana tus buenos deseos. Y yo, por saber, sólo sé que no sé nada. Pero sigo rascando cada día los boletos de la suerte. A ver si aprendo un poquitín...

Besicos Guapetón,
 
Pues ya sabes... el que espera...
pero en tu caso va a ser bueno ¡mira tú!
Besos, mi adorado bonobo.

P.D.: ¿palabro de verificación chache?
 
Joder Coco, pareces una cupletista ;P
Ya no me vienes a ver...estás en la lista negra, ya estás tardando.
Besos
 
Bueno, no está nada mal como diria una maestra progresas adecuadamente.
Saludos
 
Bonito.
Yo estoy aprendiendo a vivir la vida real. Para mi ya es suficiente.
Un beso.
 
Hola Coquito, me enternece ver que no me has eliminado de tu lista (de admiradoras), pese mis silencios.

Cada vez que necesito una sonrisa (casi a diario) vengo y me la llevo puesta.

Un millón de gracias y un abracito.
 
Qué suerte llegar a saber algunas de las cosas que importan.
Requetebeso para ti.
 
bueno, a mi aun me queda un poco de tiempo para cambiar el mundo, intentaré hacer algo...espero no cagarla
 
Biennnnnn, vas bien. Ahora sólo falta que aprendas a "descohonarte" de quasitó, y te queda un pasito para el nirvana (y gracias por recordarme que abrí un blog que olvidé, yo es que vivo en otro).
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]