lunes, agosto 23

 
Reconozco que en estas noches tardías de Agosto, en las que no hago más que dar vueltas en la cama, suelo recurrir a ese somnífero que se dispensa sin receta: recordar las sobremesas con mi madre.

Comentarios:
¡Y consigues dormir? tengo que probarlo, estas noches el calor no me deja pegar ojo. Ya te contaré si me funciona. besillos!!!
 
buen recurso!!
 
Jajajajajaja!! Qué bueno!! Haré eso con las de mi abuela, que suelen ser monólogos dirigidos a los cachas de las telenovelas...no veas!!
 
la que no duermo soy yo ¡¡
 
Me estais quitando el sueñoooooooooooo (YUPIIIIIIII)
 
Pues a mí se me pasa el insomnio las noches que tengo guardia.
Un beso, coco
 
jajaja si yo sabre de esas noches, sólo que son con mis tías solteronas hablando sobre la moral y que todos los hombres son iguales... jajaja, en fin, se feliz, aunque seas triste...
saludos.
 
Y puede que incluso alguna de esas sobremesas sea más larga que la noche misma! jeje.
Un beso!
 
Hace muchos años, en aquellos de vídeo, le dije a mi madre que me grabara una película: "fuego en el cuerpo". Cuando llegué de trabajar, me encontré la cinta de vídeo en el centro de la mesa, con un bonito rótulo a boli en el lomo que rezaba: "cuerpo caliente". ¿Te la mando? (a mi madre, claro).Un beso, Lucía.
 
Y funciona?
 
Yo en agosto recurro a la lectura..pero en contra de lo esperado, no me produce somnolencia
 
En mi caso ni siquiera es necesaria la madre. Cualquier sobremesa, con quien sea, se me hace insoportable.
 
No fui, queda pendiente.. tal vez en Navidades, que estará encantador.
 
Lo he intentado, pero lejos de entrarme sueño el insomnio se vuelve más incipiente.
 
No sé si seguir tu remedio...me entraría un dolor de cabeza...
 
¡Total! pa dormir sólo...
Soy una hdp. Lo sé.... però t'estimo!
 
Qué agradable recuerdo.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]