miércoles, junio 16

 
El día que nacemos alguien nos cuelga un cartel que dice: vas a crecer. Y crecemos. Y con nosotros crecen nuestras penas, nuestras inseguridades, nuestras pérdidas, nuestras decisiones. Porque vivir cada día es decidir qué parte de ti vas a perder. Aunque a veces es la vida quien lo decide por ti. En cualquier caso, un día te das cuenta de que has aprendido a vivir llevando a cuestas una enorme mochila que curva tu alma y tu espalda. La mochila de las pérdidas, del dolor, de las inseguridades, de las decisiones. Es una mochila que pesa tanto que colapsa la boca del estómago y la hace incubar una enorme bola de acero que crece hasta doler constantemente, como si fuera a explotar, cada segundo del día. Mi médico lo llama ansiedad. Yo creo que es cansancio. Porque la vida cansa. Pero la alternativa, de momento, no me parece mejor.

Comentarios:
la alternativa tampoco me gusta.. pero puedes meter en la mochila cosas que la alivien de peso.. si, parece paradójico pero las alegrías, las risas, la confianza, los amigos y otras cosas hacen que pese menos eso de vivir.

te dejo besos, a ver si hablamos algún día..
 
nitzsche siempre dejó abierta la duda... ¿que es lo positivo? ¿el peso o la levedad?
yo creo que el peso ya que uno que tiene con sigo cargas pesadas crece mas y aprende mas que uno que lleva una vida tranquila y leve.

besos, sublime,
 
Me encanta! Me encantaa! No hay mas palabras..
 
me ha encantado(: vivir es elegir también, constantemente, para bien o para mal.
 
Yo también estoy en un momento en el que me pesa más la mochila a creer que dentro hay cositas que me molan mucho. Será que estoy en un momento bajo. Lo es.

Pero todo esto es cíclico en la vida, mi querido Coco. Y lo que sube, baja, Y al revés también. Confiemos en ello.

Besos,
 
¿Qué puede pesar más? ¿Lo que fue, lo que pudo ser o lo que será?

De todas formas tu tienes piernas pa llevar esa mochila y .. para más!
Muaks!
 
Tengo la espalda algo curvada y duele, esperemos que no vaya a más :s
 
Sácalo todo Coco...no dejes nada dentro... Y crece...ya sabes dónde.
 
la alternativa requiere demasidas veces de demasiados huevos, y eso puedes inlcuirlo en la mochila de perdidas, cuando crecemos, perdemos huevos o ganamos prudencia, llamalo x.
besos
por cierto el viernes???
q ganas!
 
Ainsss...por eso es mejor cansarse con alguien, digo, haciendo deporte o algo ;P
muack y ánimo y besitos y q bien escribes cuando te entra el gusanito por las tripas...
Tu me manque
snif
 
"Es una mochila que pesa tanto que colapsa la boca del estómago"...¿quién era yo para creerme que sólo yo sentía algo parecido?

soberbio.
 
Saca cositas, coco, saca cositas. Cédelas a aquellos que puedan dar uso a lo que no necesitas. Practica el reciclaje; nada es inútil.
El diagnóstico ; "ansiedad", yo lo codifico como hastío, y sí, es cansancio, un cansancio que parece que te acompaña incluso en la eternidad.
Que tu médico diga lo que quiera; vivir no tiene cura.


Un beso; como siempre tus palabras me han producido un sentimiento de ternura...y un relámpago de lucidez. Cuídate!!!
 
Ay!

:(

:)
 
Y las chanclas? no llevas las chanclas en la mochila?
Eres mi bonobo preferido Coquito.
MUA!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]