domingo, mayo 30

 
Hoy he salido a comprar y se me ha roto la tira de una chancla a medio camino. He vuelto descalzo a casa. He saludado a todo el barrio, que ya ha certificado que doy pena. Cuando se me ha roto la chancla escuchaba una canción que hacia años que había olvidado. Creo que las canciones son como las personas que han formado parte de tu vida. Un día te enganchan y las escuchas mil veces. No puedes dejar de oirlas, hasta que sin querer, caes en la rutina. Y un día te das cuenta de que las aborreces, o se te olvida escucharlas, o te enganchas a otra. Y se te olvidan. Hasta que suenan de nuevo, de repente y sin previo aviso. Y bailas y cantas de nuevo con ellas. Porque forman parte de ti.

Comentarios:
Cuántas veces habré vuelto a casa zancajeando a duras penas con las sandalias rotas....Qué mala pasada nos juegan a veces....

Excelente reflexión la comparación de canciones con personas!

Un abrazo!
 
ostia coco, a tí siempre se te rompen las chanclas en el momento más inoportuno.. con lo de las canciones tienes mucha razón, tanta que pa que añadir más?
te dejo besos, abrazos, vuelvo a españa pronto.. :) besos
 
Y cuando no son las chanclas, es el pantalón, o el bolsillo de la chaqueta... pero mira, volviste a casa dignamente y mirando de frente ¿Que no?. Besillos!!!
 
Los domingos no se hace compra, únicamente el pan y el periódico...

:)

¡¡¡Besos musicales!!!
 
Vaya comparación entre canciones y personas! Da para meditarse un largo rato...

Besos! Y tira esas chanclas!
 
a mi me pasó hace un par de años, pero iba de camino al trabajo, a las 7 de la mañana jajaja llegué con un cabreo...
Y luego vuelve para casa descalzo ajajaj
muy de acuerdo en lo de la música y las personas, al final te cansas y te enganchas a otra... es un bucle
 
precioso post
 
Y es que además te das cuenta de que cuando suenan de nuevo suenan igual.
 
menudo optimismo, no?
la verdad es que a veces yo también me pierdo en la estupidez y sin ir más lejos mi chanca también murió en medio de la vía pública obligandome a recorrer el camino de vuelta a casa descalza y quemandome los pies... luego, obviamente llegue tarde a mi cita y mi cita se enfadó. También me comentó que mis sandalias no eran las adecuadas para mi indumentaria y eso sólo consiguió facilitar las cosas. El momento álgido de la tarde vino tras mi explicación:
-Eso no es una excusa, llevo 20 minutos esperando. Ahora a todo el mundo se le rompen las chanclas?

Conclusión; no me extraña que el calzado barato sea tan barato. Ojalá mis sansalias en vez de "hawayanas" hubieran sido de Lidl.
 
siento lo de tus chanclas! de acuerdo en la comparación entre canciones y personas, así son las cosas...
 
Bueno..ahora tendrás que comprarte unas chanclas nuevas...yujuuu!!
 
Las bailas y cantas igual o con nostalgia?. Hay personas que al recordarlas sólo nos traen nostalgia, otras nos siguen despertando las mismas emociones... . Mira que te empeñas, pero a mí no me das ninguna pena. De qué color son tus chanclas nuevas? verde esperanza?.
Bsos
 
Creo que acabamos creyendo aborrecer esa canción que tanto nos gustaba. Sabemos de sobra que nos arrepentiremos con el tiempo y volveremos a ella.
Después de muchas canciones, estaciones y tormentas, cuando vuelves a escucharla, se te encoge el corazón, no tanto por la añoranza, como por el saber que parte de la cadencia de esa música se nos escapó para siempre.

Jamás suenan dos veces las mismas notas.
 
Qué bien explicado.
 
Hola administrador de soycoco.blogspot.com

Me encanto tu página, es muy buena... me encantaría promocionarte en mi pagina www.caidodelcielo.com y en mi blog www.calificamos.com, asi que te pediria me envies una breve descripcion para incluirte. En caso no te interese, disculpa por la molestía. :)

Exitos con tu página
Alonso
alonso.enlaces@gmail.com
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]