lunes, marzo 8

 
Magnetismo animal
Me mira a los ojos. Me acaricia con la lengua. Palpa cada rincón de mi cuerpo con su cuerpo. Traba mis piernas con las suyas. Abre la boca, me saborea y sonrie. Los dos sabemos que los dias normales, que empiezan como otro cualquiera, son al final los más importantes. Los dos sabemos que los dias importantes nunca son como los imaginas en tu cabeza. Es domingo. Llueve, y cada gota de nostalgia que recogen los charcos, parece que vaya a hacerlos rebosar. Ella me asedia con pasión animal. Cada domingo. Es un dálmata del tamaño de un caballo. Me espera al borde del camino, y cuando me cruzo con ella corriendo, se abalanza sobre mi. "No muerde", dice su dueña. Yo, de momento, tampoco.



Comentarios:
definitivamente lo importante nunca es cómo lo imaginamos en nuestra cabeza..
que penita me da que seas de los que ladran y no muerden.. no sabes cuanta.

besos.
 
Bueno, tío, al menos una lengua recorre tu cuerpo :P

Besicos
 
esa canción...es genial:)
 
Seguro que es un dálmata con suerte ;)
 
guauuuuuuuuuu guaaaaaaaaaaauuu
-he dicho
 
Ya sabes lo que hubiera hecho yo...
 
No se si entendí bien. No tienes perro pero te gustaría tener uno? Pásate por mi blog, hay docenas de ellos que necesitan adopción.

Pásense, por favor...los hay de todos los colores y sabores.
 
snif snif...a que hueles???
 
de vez en cuando un mordisquito sienta tan bien....
besánganos!!!!!!!
 
¡Es que huele tus instintos!
 
Sí, los besos de mi perrita son los únicos que me alegran el día, al menos sé que son fieles y sinceros.
 
Me encantan tus palabras.
Descubrí tu blog hace una semana y desde entonces espero tus post todos los dias ;)



NoReason!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]