lunes, febrero 15

 
Mi primera media maratón
Menudo subidón. La buena noticia es que estoy vivo. La mala es que no me siento las piernas (ninguna de las tres). Tenía clarísima la estrategia: ir despacito y disfrutar de Barcelona. Pero en el Km 4 me adelantaron dos rubias impresionantes que debían ser primas de Lara Croft, o de alguien de corporación dermoestética. Total, que no me quedó más remedio que perseguirlas. Y cómo corrian. Nos hicimos los 21 kms en una hora y cuarenta y siete minutos. Ellas divinas de la muerte, con su ipod y su botella de font-vella. Yo pisándome la lengua, y subiéndome los pantalones, que se me caian. Un numerazo. Llegamos juntos. A ellas las esperaban dos chicos guapísimos con un ramo de flores cada uno, y las abrazaron y les dieron un morreo que pa qué. A mi me dieron una barrita de cereales, una botella de agua, un plátano y una bolsa de quicos (lo puso la organización, y afortunadamente para mi, el morreo a un chico no formaba parte del evento). Me dió tristeza pensar que a mí nunca nadie me irá a buscar al final de algo que para mí sea importante. Y me refiero a alguien que no me vaya a buscar por cumplir, o porque toque, o porque yo no me enfade, o porque no me sienta mal. Simplemente, alguien que me vaya a buscar porque quiera compartir conmigo ese momento de felicidad. Yo creo que a mí eso nunca me pasará. Y me dió tristeza pensarlo. Pero la carrera en si, no estuvo mal.



Comentarios:
Calla calla, un morreo después de correr 21 km, ecs.
 
Si hubieras avisado yo te habría ido a buscar, eso sin duda.. y no te quejes que al final de tus post siempre estamos aquí para acompañarte y darte un beso ;*
 
Suena como si esas dos rubias plasticosas fueran como una zanahoria de mentira en una carrera de caballos... y a otra cosa ¿nunca no es una palabra demasiado tajante? siempre hay abierta una oportunidad. Saludillos y ¡felicidades! correr tanto y en ese tiempo no lo hace cualquiera.
 
No pienses en que nunca nadie te va a venir a buscar...
Nunca se sabe...

Un beso Coco
 
Of course.
Never say never darling.


Y soy hispana así que no te preocupes. Te leo siempre pero soy vaga para comentar. Pero te diré que me gusta lo que leo.

Salutes.
 
¿Y por qué estás tan seguro?

Besicos
 
Si te sirve de consuelo yo acabo con los pulmones asomando por la boca cada vez que tengo que echar una mínima carrera de medio minuto en spring para no perder un autobús/metro.
 
¡Yo estuve alli!Pero sólo mirando.Y me uni a unos extranjeros que no paraban de aplaudir.Solo por salir a correr con el frío que hacía eres mi ídolo
 
Has llegado a meta, que es lo importante, y encima todo el camino motivado por las dos rubias... realmente un sufrimiento.

Bicos ricos
 
....eu ia buscar-te...mas fiquei só olhando...não tive coragem de abraçar a tristeza..!

um beijo
 
Pues yo misma iría de buen gusto a esperarte, y más después de una media maratón. Un morreo no te daría porque ya sabes que mi corazón está ocupado, pero te daría el abrazo más inmenso del mundo, la ovación más entrañable y te "hip-hip-hurraría" como nadie.

¡¡has corrido una media!! Eres la hostia.

¿Sientes mi abrazo desde aquí? Pues te lo estoy dando...
;)
 
Pues a mí lo que me hubiera gustado es verte con la lengua por fuera y subiéndote los pantalones....bueno, igual esperarte en la llegada tampoco me habría importado.

Mon
 
jaja

es muy divertido tu post

al escritor Murikami le hubiera encantado este medio maratón en BCN

si es fundamental q haya alguien esperandote en la meta

te imagino tirando de pantalones...
a mi me fascinan debajo del culo enseñando calzones
 
Espero que si. Todos deberíamos tener a alguien esperando al cruzar la meta. Debería ser un derecho fundamental, constitucional y humano.
 
Estoy segura que alguien te esperará, en alguna parte, aunque tú no tengas ni idea, ahora, de quién es.
 
No me defraudes...

Me gustabas cuando eras un aburrido de la vida irónico y no un aburrido pesimista.

Coco, coco...

¿Qué vamos a hacer contigo?
 
Pero... ¿dónde ibas en chanclas hombre de diós? Si es que así no hay manera!!
Sieejjjqueeee!!
 
No te pongas triste hombre!!!!! Quién sabe... tal vez en la siguiente vayan a buscarte y te den una gran sorpresa.

Un abrazo.
 
Tenías que haberte dado el beso a ti mismo por la pedazo carrera que hicistes, y no digas nunca más nunca, porque nunca no existe. Sólo dí que en esta primer media marathón no había nadie, en la segunda ya se verá.
Suerte y ánimo
 
Te dejaste llevar por el impulso... jeje... pero mereció la pena, al menos... ¿no?
 
Conozco la estrategia, a mí me aburre nadar en una piscina cubierta; pero es el único deporte que me permite mi médico, así las cosas, esperaba en mi carril que una tía buena lo usara e iba detrás, mirándole el culito. Era la única forma de no morirme de aburrimiento y nadar con la esperanza de que no se alejara demasiado
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]