domingo, enero 10

 
The Man Who Can't Be Moved (pero por otra razón).
El frio que me rodea cada vez llega más cerca de los huesos. Y más rápidamente. Primero narcotiza la piel, luego entumece los músculos, solidifica la sangre en las venas y finalmente muerde los huesos. Dentellada seca que precede a la muerte. Parálisis de la vida. Frio, dentro y fuera de mí. Por suerte, de vez en cuando, alguien te da una friega en la espalda. Te insufla un soplo de calor. Te da un rescoldo de vida:


Comentarios:
deja ya las chanclas que el verano se ha ido hace rato y ponte unos calcetines, que por eso tienes tú tanto frío!
un beso
 
ah! porque yo no tengo cerca quien me frote al menos una mano?


abrigate querido, se te extraña
 
Fred, perquè tu vols, no?
 
Un consomé con cariño muy caliente te quita esos males.
 
Venga, Coco,no eres el unico al que llega el frio hasta los huesos. pero solo tu lo sabes expresar tan bien.
 
Bonita cancion. Mentalmente uno sigue volviendo a esa esquina imaginaria en nuestras vidas.
 
¿Friegas en la espalda? O sea, que de lo nuestro nada... joder! y yo con estos pelos...
Sieejjjqueeeee...
Bah!un beso! que no soy rencorosa.
 
"...y cuanto más aceleroooo, más calentito me pongoooo"
 
hola coco, me he pasado a leer sinceridad, y a saludarte. besos.
 
que bonito...
me sigue encantando como escribes.
si algún día haces un libro, y quieres ponerle fotos, ¡ordename hacerlo!, que yo con sonrisa de oreja a oreja, las saco.

un beso, desde el otro extremo del mar =)
 
por favor!!! jajajaja
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]