lunes, diciembre 7

 
Porque para morir, antes hay que estar vivo.
Empiezo cada día con una especie de ceremonia. Con pájaros, con campanas, con sirenas de ambulancias, con los timbres de las fábricas cercanas, con bocinas y con gritos. Una ceremonia que se prolonga y perpetua, incansable, interminable. Como una cascada. Cayendo eternamente sobre las mismas rocas. Las rocas de mis ojos. La cuenca de mi piel. Y de todos mis sentidos. Me empieza a costar despertar cada día. Porque para morir, antes hay que estar vivo.

Comentarios:
Hola querido señor Coco. Pues fíjese que prefiero los sonidos de las tardes, como la de los heladeros, los aviones que pasan, las ambulancias etc. Esos sonidos que hacen parte de nuestra psicologia y se registraron para enterarnos que la tarde está por caer. Besos. Su blog, señor Coco, me agrada.
 
La muerte está tan segura de su victoria que da toda una vida de ventaja.
A vivir se ha dicho, hasta el día de nuestra muerte.

Besos vivos, Coquito.
 
Duerme en el otro lado de la cama. Quizá eso te de otra óptica sobre las cosas y evite que la cascada te caiga encima. Así te costará menos levantarte.
 
Cuando la dura realidad supera a los sueños es cuando nos sentimos más incapaces de levantarnos... estás vivo, sólo tienes que recordarlo.
 
Vamos a morir igual. Vivas de una manera o de otra. Puedes hasta quedarte en la cama si así lo quieres. Si lo haces llegará el día en el que tengas ganas de levantarte. Y vuelta a empezar
 
Ufff,se nota que se va acercando la Navidad...
 
Ufff,se nota que se va acercando la Navidad...
 
para oir el canto de los pájaros también hay que estar vivo...y todavía lo escuchas ;)

besos
 
Sin duda, pero para vivir no hay por qué estar muerto.

Un beso.
 
Anita, es que nuestro Coquito a veces está un poco sordo.
A tí, no te digo nada hala!
Sieejjjqueeee!!!
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Gracias a lo que consideras cansancio cotidiano, no desarrollas la vulgaridad de lo que la sociedad demanda en todo momento y cifra canon perfecto.

Además, no todas las sirenas que escuchas son de ambulancia... Anda, Coquito, sonríe.

Estamos.
 
te encontré por mera merísima casualidad, todos los posts que recorrí me encantaron.
desde hoy y desde Argentina decido seguirte (:

Laly
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]