domingo, julio 12

 
Salgo al balcón, dispuesto a no fumar, a no beber, a no pensar, dispuesto sólo a escuchar el silencio. Enciendo una vela, abro un libro, lo cierro. Enciendo la luz, abro el piano, lo cierro. Nada me consuela. Quizás sólo los recuerdos. El olor a verano. Mi vecina me llama (pssss, psssssss), y charlamos. Nada me consuela, pero me encanta salir al balcón en verano y echarte (me, nos) de menos.
Lights will guide you home, and ignite your bonds, and I will try to fix you.


Comentarios:
Nada nos consuela, todo nos confunde, en fin, te acompaño un poco hoy, acabo de pasear un rato por el jardín, sin rumbo, oliendo el verano, sin velas pero con un martini, ahora ya es otra cosa. Un beso coco.
 
sal al balcón, que van a llegarte todas las cosas que le he contado al viento para que te las susurre..
besitos invernales..
 
cocooooooo perdón por este inciso pero que preciosidad el gran torino!! no la había visto!! Muchas gracias!! :*
p.d: y no salgas al balcón con velas que pican los mosquitos
 
"Escuchar el silencio"...
un placer inigualable del cual pocos disfrutan...
Sabes, se me hace dificil pensar en consolarse con recuerdos...
A veces pienso que es todo lo contrario pueden consumirnos y burlarse presumiendo que son sólo lo que son : recuerdos , pasado ...en fin.. Es ahí cuando nos gustaría que alguin nos dijera: " And I will try fix you" ( hermosa canción)...
Ahí hace bien , salir y respirar y esperar q venga algo mejor...
Paseaba por aqui, y encontré el blog...
Seguiré leyendo...
 
No echas de menos, solo se te escapa la nostalgia ;)

Besicos
 
Los recuerdos no consuelan... sólo sirven para tener esperanza. En cualquier caso, el silencio debería ser siempre bienvenido. Pero claro, recuerdos... esperanza...
 
Tendré que hacer ese ejercicio, el fresquito nocturno aclara las ideas y las neuronas moribundas

besotes
 
Ay coco, ay coco...
Besitos
 
Bonita cancion. Ya te dije una vez que te gusta vivir en los pronombres! A mi no.
 
Ven que te riego los geráneos...
 
No tan mala. Estaba tu vecina. Estrañar en invierno sin poder salir al balcón es mas duro. Uffff
 
Di que sí, a las penas puñalás!
Petonets d'estiu.
 
te mando besitos y lo demas te lo cuento delante cara a cara. pimpollo
 
Eh, como borres este puto blog, la que va a hacer calceta soy yo con tus piernas :)

Besicos
 
ah!
a mí, en estos momentos, nada me consuela!

besitos!
^^
 
La ausencia es a veces una presencia tan fuerte que no nos deja tranquilos. Y es como la luna también. Tan bella y tan lejana.
 
No hay nada q consuele ese extrañar q nos carcome el alma...
un beso
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]