viernes, mayo 22

 
A veces se me acumulan los sentimientos. Se me agolpan en el cuello, en la boca, en el estómago, o en los ojos, en forma de pelota. Y no me dejan vivir. Ayer estuve en un hospital y lloré como una magdalena, también reí. Quizás algún día tenga el valor de contarlo. Hoy he reido un montón, pero también he visto llorar, y yo lo he hecho por dentro. Cuando lloras por dentro, las lágrimas te inundan el estómago y te quitan las ganas de comer. Y se te olvidan las letras de las canciones. Nunca habia pensado que las lágrimas saben a mar. Y mira que era evidente. Y si son tuyas, saben a todos los océanos del mundo. Tracatrá.



Si fuera pescador, pescaria la aurora. Si fuera cazador, cazaria el sol. Si fuera ladrón de amor, me abrirían las puertas. Si fuera un bandido, mejor, poque vendria absolutamente solo.


Comentarios:
Me ha emocionado tu texto. Suele ocurrirme con lo que escribes, pero esto de hoy es especial porque conozco ese sentimiento. La vida es eso: pena y alegría. Aunar ambos sentimientos es saber vivir; al menos así lo he comprendido a base de experiencia.
Y una cosa: hay mares chiquititos que tienen aun más sabor a salitre, que te abren el alma y erosianan roca con la misma fuerza que un océano embravecido.
 
A que si?
Gracias, anónimo.
 
"[...] Y se te olvidan las letras de las canciones". ¡Qué grande!
 
Grande: tú. Lo mio es el alzehimer.
 
Llorar por dentro... qué bella manera de describir lo que es! Me conmoviste...
 
coquito.. ojalá pudiera enjugar aunque fuera una de tus lágrimas.. =( te mando un abrazo interoceánico. más por que me hace falta a mí, pero así lo compartimos.
besos, vuelvo pronto.
et trove a faltar.
 
lo tuyo es excelencia!!
un besito
 
El coco hace evidente nuestros sentimeintos mas profundos.
El coco pinta lo anecdótico con colores que solo él conoce.
El coco nos cuenta cuentos que conocemos, pero los hace inèditos.
El coco me hizo adicta a sus palabras.
El coco es un poeta de manos vacias y alma llena.
 
Chiqui... qué blandito te veo.
Te me cuidas, eh?

Un beso con achuchón de canalillo, y tal.
 
Si, si, tracatrá... puta primavera Coquito.
Un beso así de grande personita.
 
Lo de las canciones me ha dejado pensando porque..creo que me pasa lo mismo pero nunca lo había notado hasta que te leí. Un texto de los tuyos coco, que llega. Un beso!
 
Otro día en la montaña rusa de la vida. Pero aunque el estómago se llene de lágrimas y no quieras comer, siempre habrá un momento de alegría, por más efímero que sea.

Y quizá le agradezcas a tus lágrimas el haber perdido 6 kilos de más.
 
Y los océanos de tus lágrimas te inundan y no te dejan respirar.
Un amigo dice que su hija de 12 años cuando llora moja la ropa con la cantidad de lágrimas que brotan de sus ojos(quien como ella)
Besos.
A.
 
Anónimo: es que en la adolescencia quizás es cuando tenemos más capacidad de botar litros y litros del mar que tenemos dentro. Creo.

Aunque al parecer, las penas invaden toda la vida. Y yo que pensaba que el drama se terminaría algún día...
"Y no me dejan vivir."..y no será que de lo que se vive, es de eso?
un beso enorme Coco!
 
me acordo a mi vida, aveces alegria y otras veces penas...pero esa es la ley de la vida
 
Ahora entiendo por qué no como cuando estoy triste:
¡Tengo el estómago inundado!

Si es que eres más listo...!!

Muas,
 
ayy querido coco
llorara por fuera siempre es mejor que por dentro....
un besote muy grande
 
esta esquizofrenia en que vivimos, lloramos y reimos. La alegrías van de la mano de las tristezas, como la vida y la muerte. Ya lo sabes tú, pero hoy lo has dicho de una manera que también he saboreado el salitre...ayyyy, que me has hecho llorar! (aunque creo que de alegría por esa sensibilidad con la escribes)
Besitos
 
Sin palabras me dejas...

vamos, que estoy por enlazarte para cuando me pregunten como estoy :)

besicos
 
Ays, niño... si es que cuando te pones en este plan... te comería!!!!

Grande, que eres muy grande.
Cuidate.
 
me inspiraste...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]