miércoles, diciembre 10

 
Sushi
Me encanta preparar sushi, igual que me encanta la música. O el silencio, que también es música. Es como revivir una ceremonia ancestral orquestada por ángeles: seleccionar los ingredientes, cortarlos en su justa medida, cocer el arroz. Preparar su sazón con la proporción exacta de wasabi, vinagre de arroz, azucar y sal. Mezclar el condimento con el arroz sirviéndose de una cuchara de madera, dibujando surcos. Freir el alga nori. Disponer el makisu sobre el mármol de la cocina. Extender la mezcla tras humedecer ligeramente los dedos en agua. Centrar el pescado crudo, previamente congelado y aderezado, junto con verduras o frutas que lo complementen. Enrrollarlo sobre sí mismo. Crear un círculo perfecto y comprimirlo con los pulgares hasta formar un envidiable paralelogramo (la cuadratura del círculo: ¡¡sí!!). Dejarlo reposar en frio. Afilar el cuchillo. Cortarlo tan finamente como el pulso y la osadía permitan. Disponerlo sobre una hoja de bambú con gestos cuidadosos, dulces, aunque diestros y precisos, con improvisadas caricias que parezcan expertas, como el artesano que restaura un óleo de valor incalculable. O el amante que lleva al orgasmo al más deseado y querido de sus amores. Bañarlo en salsa de soja, wasabi y jengibre. Paladear la eternidad. Hacer tuyo lo que nunca cambia. Disfrutar y deleitarse en el sabor, en la textura, en los colores, en el aroma, en los crujidos. Convertir la realidad del nunca jamás en el sueño de un siempre. Saborear la eternidad en un efímero pulso de la vida. Y tengo miedo. Siempre que preparo sushi, tengo miedo. Porque siento que reto al tic-tac del reloj. Al paso del tiempo. Porque juego a conseguir que, pase lo que pase, todo acabe igual. Concretamente, perfectamente bien. Invariablemente delicioso. En tántrico orgasmo. Es como jugar a ser Dios. Pero con palillos. Y yo no quiero serlo. Yo, lo único que deseo es que, como probablemente saborear la belleza de la eternidad (sumido en esta deforme, grotesca y efímera horrorosidad que es la vida) sea un pecado como la copa de un pino, el sushi me mate o me engorde. Y la verdad, entre nosotros: detesto engordar.



Comentarios:
Y que en la barriga no estorbe!
A mi me gusta el sushi, el tempura y todo eso!
Y es como dices... saborear todos los matices y colores que tiene es... joroschó.

Un día pegas una llamada, que yo llego a tu casa y te ayudo a preparar un poco.

Besos!
 
Sí! Y luego nos lo comemos. O lo que surja.
Besos!
 
(lo que surja ha quedado fatal. Bueno, tú ya me entiendes)
 
XD
 
Mmmm, estoy salivando como el perro de Pavlov...

Me encanta el sushi. El mejor que he probado ha sido en Perú (quién lo iba a decir).

Para mí, tu descripción es perfecta. Lo único que yo no sé prepararlo...
 
Bueno, pues nos invitas a todas, menos a la anónima jijiji! pero a mi me puedes hacer un poquito de Maki?
Hala, un petonet.
 
Yo con un par de huevos fritos comidos con pan en ambas manos, me doy por satisfecha.

¡Tanto jaleo y tanto jaleo para comer...!
 
coco eres muy advanced
 
yo tengo una amiga que lo prepara vegetariano.. :P
pero cuando fui a california me llevaron a comer el de verdad, y oye, riquísimo.
besitos
 
Enséñame a preparar sushi y te enseño a hacer callos con garbanzos!!!

Así tendremos de qué hablar cuando llegue la eternidad ésa de la que hablas.

Trato hecho?
Besejo sin wasabi :)
 
Me encanta la palabra "paralelogramo",
Me encantas tú ;)
 
PUes nunca he probado el sushi, aquí no tenemos ningún japonés. Eso sí, los chinos los visito contínuamente, me chifla su comida.
Yo también detesto engordar, pero más detesto comer lechuga con lechuga.
 
Nunca lo he preparado. Pero me he imaginado haciéndolo, y...ayy...que me va a matar a mi también la eternidad (aunque si me engorda a mí tampoco me importa).
Un besito
 
Què et deuen fer a Singa que et venen aquests pensaments tan estranys? Coco, estàs desconegut...

:)

Petonets dolcets.
 
Que daño esta haciendo la Nintendo DS, por dios...

CONTINUAR...(más que nada porque me he quedado en lo de la ceremonia ancestral)
Yo es que tengo la proporción exacta de pereza para no hacerlo jamás (si es que soy tan mal partido, ya lo decía mi madre...) :(
 
Sublime.
No se me ocurre qué más decir hoy.

Por cierto, yo también detesto engordar, pero, ¿no me preparas unos rolls a mí? que me encanta.
 
... mientras tú preparas el sushi... yo me entretengo con tu espalda.
;-)
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Entre engordar o morir no sé yo... dicen que el morir te da muy mal color de tez.
 
Me encantó la entrada, yo tengo como obsesión con el sushi,


Muack! :)
 
A mí la vida no ma perece una horrorosidad. Todo es del color del cristal con que se mira. Tú eliges.

Humm qué buena canción. Pero prefiero a Radio Futura.

Bsos!
 
Por cierto, preciosamente escrito, como siempre ;-)
 
Si, siii, siiiii ...

Anonima, que no le gusta el sushi, pero estoy por probarlo.

Caray coco, ya intuia yo que lo tuyo es la cocina.

cristal00k, petons maca, o no.
 
uy, no puedo con el sushi... las veces que lo he intentado, me ha costado infinito comérmelo.
 
Me da mucho repelús el sushi, pero leerte describiendo su preparación, de esa forma tan...buff!!,...me hace sentir que toda una orquesta, con dos pianos y coro, dos coros, te acompañan en la cocina. De este post saldría una obra sinfónico coral, de hecho, yo la he escuchado mientras seguía, fascinada, tu relato...toda una experiencia.
No tengas miedo. Sigue adelante, te mate ó te engorde, coco,...eres grande.
 
Estaba en mal estado el sushi??? Es que hoy en día no te puedes meter cualquier cosa en la boca, que luego pasa lo que pasa, Coquito!!
 
¿Cuando dices que cocinas?... Jajaja, que placer.

Besos
 
Si preparas los makis de la misma manera que te expresas en tus escritos, estoy segura de que deben de quedarte deliciosos!

Besitos.
 
como reciente fan del sushi.....mmmmmmmm que bueno
 
Decía I.Allende en uno de sus libros, que el erotismo, la sensualidad y el deseo que provoca un hombre cocinando no tiene límites. Por mi parte pienso que ver a un hombre cocinando da norte sobre detalles de su proceder en otras lides. Está bien toda esa mesura y detallismo, tanta calma y deleite. Lástima que al final quieras quel sushi te mate. Cuanto desperdicio
 
No creas, igual sería un alivio. Para el resto de la humanidad.
 
Solo para el resto.
 
jajajajaja
 
Si, ¿qué pasa?. En fin.
 
En fin.
 
Ese beso entregado entregado al aire es para ti. Fruta que has de comer mañana...
 
Me parece que a este ritmo...y más en el tono decadente y lánguido que le pone Marlango....poca fruta. Ahora con respecto a lo del beso...bueno, que yo me quiero desenganchar y así no puedo, ni quiero, ni nada y eso y tal. Tú lo que buscas es liarme.
 
Evidentemente...
 
Si, es evidente que así no me desengancho. Aquí sigo. Y hoy líame si quieres, lo necesito.
 
Vale. Por dónde empezamos?
 
Tema libre.
 
empezamos por el messenger?
peterpanbimbo arroba hotmail.com
 
Si esto me lo veía venir. Tú lo que quieres es ganar la apuesta...

Venga ese messenger que me niego a que tú pierdas.

Y de paso me sorprendes. Ya que estamos, que menos.
 
Mi messenger es el mismo que mi correo:
peterpanbimbo@hotmail.com
 
Que cosas más raras haces.
 
Ya te digo. ¿Y tu?
 
Por?
 
Por estar a las 2:40 escribiendo comentarios en un blog? (como yo)
 
¿me estás mandando a la cama?
 
Si te vienes conmigo si.
 
Aaah. Por dios. Vuelves a ser tú. Vaya susto. Que con eso de darme de nuevo tus datos completitos pensé que te habían cambiao.
 
jajajjajaja. Nunca pensé que un post pudiera convertirse en un chat. Qué ilusión.
 
Ya me estás riñiendo. Me parece que no te gusta mezclar. No era mi intención, estas cosas surgen.
 
No te estoy riñendo querida, si me encanta.
 
En ese caso...un día te contaré lo que me sugiere ese "querida" que tanto utilizas.
 
Vale.
 
No se, no me atrevo, que lo mismo sale un muñeco azul por la pantalla y me la da mortal. Asi, aquí, de cualquier manera...
 
A veces hay que arriesgarse.
 
Yo no te pido tanto. Tu bienestar y seguridad son lo primero.
 
jajajajjaja
 
¿crees que llegaremos a los 600 comentarios? Lo digo por el cambio de hora.
 
En ese caso allá voy.Veras me recuerdas al Zorro. He estudiado con detenimiento esta faceta tuya y he decidido sostener esta postura. Por diversos motivos.

No me mates. Y por favor, permite que siga entrando aqui. Que que hago yo si no.
 
Vale. Los respeto.
 
Comienzo a desvariar. Lo dejamos.
 
Lo dejamos, que descanses.
 
Yo sé hacer el mejor Tabule del mundo y el mejor cus-cus ¿te vale? jeje
a mi las cosas no me gustan crudas, si acaso sólo las verdades.
muack guapo
 
Mira lo que me he encontrado. Se acercan los ensayos generales y vamos preparando motores. Me ha recordado, fue inevitable y me partí. Minuto catorce, cuplé sobre las novias hippies. Saludos cordiales.

http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=BWYrDPgoh6Y&NR=1
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]