viernes, julio 18

 
A veces tengo sueños que se convierten en realidad, y algo que deseo con toda mi alma, sucede. Y me alegro enormemente, pero al mismo tiempo entristezco, porque me invade la sensación de que acabará y no volverá a suceder nunca más. Que se convertirá en un recuerdo. Un recuerdo precioso y feliz. Un recuerdo inolvidable y querido. Pero tan sólo un recuerdo. Y creo que es ese pensamiento el que me aflige terribles ataques de nostalgia y añoranza cuando un sueño se hace realidad, mucho antes incluso de que exista un motivo para sufrirlos.

Comentarios:
Pero coco...es no me lo creo. Tú siempre has sido amnésico y ostianotacuerdas. Si empiezas a recordar lo que no has vivido, significa que tienes una memoria muy grande que abarca hasta los recuerdos futuros...y eso es incompatible con tu definición.
Besicos
 
Nos da tanto miedo ser felices!
 
Ojito, a veces hay que tener cuidado con lo que se desea... no vaya a ser que ese sueño cumplido se transforme en pesadilla.

Pero lo que tengo bastante claro es que prefiero mil veces tener una vida llena de recuerdos que una existencia plana y vacía. Eso último es casi como estar muerto en vida.
 
Date una vuelta por mi blog!

Soy del Montón

Un abrazo.
 
Que miedo.
Besos
 
Ai ai ai ya estamos otra vez Calimeros...
 
Hoy escribes con tetas y labios pintados!...Donde esta esa fuerza en tus palabras?
 
Ais, coco..., se te ha colado la nostalgia en la cerveza. Beso.
 
Què has fet ja...? Jajajaja...!!!!

Petoníssims, guapo meu.
 
mmmm vengo aqui porque yo siempre llevo a coco el de barrio sésamo conmigo en el coche, fijate que tontería.

El caso es que te he estado leyendo y bueno, la rana gustavo sí sale, sí, pero hoy es un día/noche de estos en los que todo es gris que te cagas y estoy leyendo cosas que de tan tristes no habría que leerlas siquiera saber de ellas. Y me apetece decirte que entiendo que de los recuerdos rescatamos aquello que queremos y no más, siempre hay algún propósito y es por lo que el acojone del riesgo nos lleva siempre al mismo puto sitio... en fin, hoy no estoy para decir mucho.
 
Gracias.
 
por no decir (mucho) diciendo tanto.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]