miércoles, julio 9

 
A veces me dan accesos de silencio. Son como si de repente algo me quemara en la garganta, obligándome a callar. Y no puedo decir absolutamente nada, como si tuviera un ataque de tos, pero sin hacer ruido. Y cuando noto que me da, deseo hablar, pero mi boca no es capaz de articular ni una palabra. Porque te diría que no te aguanto más, o que te necesito siempre a mi lado. O que te quiero. Que te adoro y moriría por ti. O que te odio y no puedo soportar tu presencia. O todo al mismo tiempo. Y sé que no puedo hacerlo. Porque si lo hago, algo cambiará. En mi mundo. En el tuyo. Y en cambio me han enseñado a pasar por la vida de puntillas. Dejándola tal cual. Y supongo que a eso debo mis ataques de silencio.

Comentarios:
yo ademas de los ataques de silencio... es que he aprendido a callarme... como tu dices "lo que mas me preocupa es que no hables"
besitos
 
anda, coco.. no me puedes decir que TU vas por la vida de puntillas y sin dejar marca.. que hace unos dias te estabas depilando los $@∞%*^con la epilady..
ademas, haces que todos vengamos a leerte con unas ganas que no te imaginas..
besitos, coco desapercibido.
 
Sé muy bien cómo son esos ataques, los sufro con cierta asiduidad y no sé si tienen cura.
 
Coquísimo, por tu bien espero que eso sea literatura...
Un beso.
 
Sí, son ataques que nos dan de vez en cuando.A veces tienes ganas de gritar y no puedes, incluso en los sueños.No te pasa a ti? Bssss
 
El silencio no es callar es otra forma de hablar y sus palabras, aunque sordas, dan forma y sentido a lo que muchas veces somos incapaces de manifestar con la voz.

Besos
 
Ara mateix et trobes en ple atac de silenci...OOOOIII...????
 
No son ataques de silencio, es tu personalidad que muere chillando por no poder expresarse.
Pero es que si la dejas... en este mundo tan hipócrita, te quedarás solo, porque si la dejas expresarse libremente, hasta tú saldrás mal parado...

-P.D.: Va muy bien ir al baño y dejarse ir en plan "La mano que emce la cuna".
 
Cuidado con las frases que dejas dentro, que algunas si las muerdes dañan las papilas gustativas.

Qué difícil saber cuándo callar y cuando hablar...
 
Sí... sé a lo que te refieres. A veces lo intento explicar, pero no me suelen entender. Cuando eso me pasa, algo grave se gesta en mi interior, pero es incapaz de salir fuera. Es como si una gran soledad hubiese comenzado... como un ataque de autismo. Te entiendo, solo quería decirte eso. Y que me encanta tu blog!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]