miércoles, marzo 5

 
Cada noche
Cada noche, mi vida se convierte en una especie de maratón. Da comienzo en la cena, pensando que en diez minutos caeré rendido. Y me encuentro a las quinientas aquí. En ninguna parte. Aferrado a la nada. Corriendo sin ver un final. Como si fuera incapaz de despegar los pies del suelo, o de pegar los párpados a los ojos. Y por fín entender que lo importante en esta vida es lo que no se ve. Lo que late, o deja de latir, debajo de la piel. Lejos de mi eterno empeño a empezar mi casa por tu tejado. Yo creo que nunca entenderé que así no es plan.

Comentarios:
Lo importante en esta vida son las noches, cuando con damos más cuenta de la soledad y la muerte...y las

mañanas.
 
Bueno, al menos empiezas a ver que no es plan en absoluto mi nenito, algo es algo...

Besicos
 
¿Para qué correr? Si total, no vas a ningún lado...
En lo del tejado ya no estoy de acuerdo ¡cada uno empieza su casa por donde quiere!
;)
 
¿Cómo que AQUÍ es ninguna parte?
Anda, dame un par de vidas más para enseñártelo...
 
Un regalo .. y un beso.

http://es.youtube.com/watch?v=eMH7OtmKVis

L.
 
Gracias cielo.
 
Mira que si su tejado está muy alto, te caerás y te harás pupa.
Ten cuidado.

Besos de curasana,
 
Besos, corazón.
 
Jooo... y para mi no hay besos?

L.
 
empezamos a entender...
Un beso.
 
Qué jodido es dilapidar hologramas..
 
No es plan...pero es lo que hay...
el mundo invisible nos domina casi siempre.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]