lunes, agosto 6

 
. f. Aserción inverosímil o absurda, que se presenta con apariencias de verdadera.
La vida es una paradoja. Porque la vida no es, en absoluto, lógica. Existen tantas cosas que a simple vista parecen ser ciertas, pero en realidad son falsas. Como cuando alguien te dice: "siempre miento"; si te dice la verdad, no es cierto. O como que el siglo XXI comenzó en el año 2000 y no en el 2001; veamos, ¿es que Stanley Kubrick no sabía contar? No existió un año 0, todo empezó en el año 1. O la paradoja de Banach-Tarski, que dice que a partir de una esfera sólida de radio 1, pueden construirse dos esferas sólidas de radio 1; menuda gilipollez, aunque para alguien pueda parecer una paradoja. O la paradoja del barbero de Bertrand Russell. Que haya tantos niños muriéndose de hambre y alguien preocupado por quién afeitará al puto barbero, esto sí que es un mundo paradójico.
En fín. Que estaba yo ayer comprando en el Eroski, en la sección de ultracongelados, y me enamoré de una morenaza que empujaba un carrito subida a unas plataformas. Llevaba unos pantalones blancos muy ajustados y una camiseta de tirantes roja que le marcaba unas tetas impresionantemente enormes. Si me lees, por favor, envíame un email, a ver si consigues descubrir si soy un obseso sexual, o un romántico. Todo sea por acabar con las paradojas. Gracias.



Comentarios:
Si es que una ya no puede comprar tranquilamente!
 
No sé si serás un obseso sexual o un romántico, pero lo que seguro eres a juzgar por lo que voy viendo (leyendo) es un Géminis en toda regla.

Miedo me das.
 
Fíjate que yo creo que eres un romántico obsesivamente sexual...
 
¿Romántico y obseso sexual son términos contradictorios? La cosa cada vez pinta peor para encontrar al hombre ideal.
Salgo un momento a emborracharme.
Ahora vuelvo.
 
La realidad sobre el romanticismo está en las palabras de El Pecador: "Abre las piernas que hoy entro a matar, y después seremos uno para siempre y que no se olvide llenar la nevera. No me gusta la verbena pero me gusta el amor. Dame luz y dame sombra, yo te daré lo que te mereces". Después entra la obsesión, "lo-que-quiero-quiero-mucho-mucho-quiero-más".
 
Por ahora me preocupa el barbero que es maestro en escamondar sanguijuelas

¡¡Suerte encontrando a la musa!!
 
El mundo no es paradójico...

Sobre todo lo que has dicho, quien lo hace paradójico somos nosotros...

Menos lo de las tetas, eso si es cosa de la madre naturaleza!

Por cierto, por los comentarios de alguno, intuyo que aun queda gente que compra el vale y el SuperPop...jijijijiji
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]