sábado, mayo 19

 
La muerte tenía un precio.
Aunque él insistiera en creer que lo que le sucedía no era más que un puñado de casualidades, su médico de cabecera pensaba que la cosa no acababa de resultar normal. Desde bien pequeño, la idea de morir no le asustaba, aunque cualquier crujido a media noche hacía que saltara de la cama como la niña del exorcista, y se aferrara con los dientes al gotelé del techo del dormitorio; proeza que, a veces, solía culminar con una frase inintelegible ("tuhijaesunaguarraaaaa") y un ataque de tos, para mayor contrariedad de sus vecinos. Se preguntaba, ¿qué era morir, comparado con soportar un programa de televisión la madrugada de fin de año? Una nimiedad. Ninguna de las dos cosas podían recordarse al día siguiente. Aunque, en verdad, había deseado tantas veces morir; especialmente cuando abría la puerta y aparecian las amigas de su madre dispuestas a jugar al bridge. Realmente, siempre soñó con la posibilidad de iniciar una nueva vida, aunque fuera eterna, incluso a pesar de que su agorafobia le fastidiara el viaje al más allá; por las descomunales proporciones que suele alcanzar la eternidad, y por la poca puntualidad de los transportes públicos. Y ante ese terrible pensamiento, no podía evitar sentirse como un gusano en mitad del océano: mojado y ahogándose. Ahogándose en el infinito. En lo inabarcable. En lo incomprensible. Porque si una vida normal con poco sexo ya se le hacía un poco cuesta arriba, no quería ni pensar cómo debía ser pasar toda una eternidad sin follar. Aunque empezaba a hacerse una idea. En realidad, cualquiera podría haberle considerado un gran pensador de la muerte, y podría haberse convertido en un filósofo famoso si no fuera porque sus ideas, razonablemente profundas a cerca de La Parca, giraban invariablemente en torno a una azafata desnuda que portaba una guadaña, lucía unas tetas inmensas y jugaba con objetos de goma. Sin duda sabía a ciencia cierta que todos los hombres han de morir. Tarde o temprano. Y él empezaba ya a decantarse por la primera opción. Una vez leyó un artículo en una revista, según el cual la muerte no se hallaba en oposición a la vida, sino que formaba parte intrínseca de esta, lo que le procuró cierto consuelo y tremendas ganas de beber hasta perder el conocimiento. No era religioso, ni se las daba de héroe, ni profesaba el estoicismo; lo cual le dejaba pocas opciones. A lo largo de toda su existencia ignoró, metódicamente, funerales, plantas de hospitales para enfermos terminales y la delegación de Hacienda. Finalmente, una terapia intensiva de electro-shocks contribuyó a curarle, aunque los cables se cruzaron con los del departamento dedicado al estudio del comportampiento de los chimpancés y desarrolló, súbitamente, una inusitada apetencia hacia las bananas que acabó por hacerle dejarse un imponente bigote en forma de U invertida, enfundarse unos vaqueros ajustados y cantar a pecho descubierto "UIARDECHAMPIONS" en pleno centro, a las doce del medio día. Y tras la solana, murió de una inmolación.

Comentarios:
Dicen que para saber vivir bien hay que saber morir bien, o no sé si es justo al reves,... Esa mania mía de cambiar todas las palabras de sitio. Buen finde
 
Buen finde!
 
Yo me he muerto hoy (lo digo en serio) una vez más. Se vé que no aprendo. A ver si me muero de una vez por todas...y renazco...cual crisálida.

O cual capulla, mismamente.
 
Podría hablar de la muerte,...creo que no le tengo mucho miedo, pero antes me gustaría vivir y disfrutar de aquello que creo que existe, pero que todavía no he encontrado o vivido. Puede ser que la paz solamente exista en esa parte que no recordamos haber traspasado. Lo surrealista es cantar al mismo tiempo a Queen camino de la luz que dicen que hay al final del túnel, o tener el bigote de Aznar por equivocación del electrochock, ¡Qué horror!

Cuidese y viva aquí y ahora, porque mañana estaremos todos criando malvas
 
Renacemos juntos?
O nos convertimos en una historia fugaz?
 
¡Pero bueno!
¿Os habeis leido el post?
 
Muchacho si me lo he leído tres veces, o más, tracatrà como diría India Ning,...
 
Guapa.
 
Yo sí.
Pero como me he muerto digo yo que a lo mejor lo habré leido con el punto de "ida". Ida del todo.

No obstante, la muerta ha de reconocer que su "uiardichampion" me ha hecho sonreir, lo que constata que...tal vez...¿quien sabe?...siga viva.
Y coleando.

Asinnn que gracias, Coco (por la vidilla, digo).
 
Son todas suyas. Mis vidillas también.
 
Y las mías también.
Me las da usted.
Vía pantalla.

¡Tiene guasa!
 
No me riñas!
 
¿Reñirte yo a tí?
Sabes que no. Lo sabes.

Ammm...y lo importante no es si es fugaz o si es perenne.
Lo importante es que sea, ¿no crees?

Fijáte, no sé porque, pero me da, me da en la nariz, que si, que "es".
 
Yo estaba bien, pero al leerlo, casi me muero...
:)
 
:)
 
Es.
 
Sip.
 
Me voy a poner tonto. ¿Tienes planes para el lunes?
 
Donde y a que hora.

(Mira yo...que vacilona...y eso que me había muerto)
 
Donde siempre. A la hora que quieras.
 
Donde siempre, es justo aquí.
Y la hora es cualquiera, porque siempre que quiero, estás.

(Que te quede muy clarito que me lo me estoy pasando pipa. Y eso que no era ese el estado, inicialmente. Lo digo por si a tí te vale. A mí cantidad).
 
(a mí, más).
 
aunque no sé si está bien esto de convertir un blog en un chat.
 
Eso estaba pensando yo también.
Bonaní (en andalú)
:))
 
Naní :)
 
pensaba que moriria atragantado, con lo grandes que son algunos platanos...
 
Eres tan malvada.
 
A reírse toca:

http://testosterona.zumodelimon.com/2007/05/19/grupo-deseo-el-guararey/

Increíble pero cierto
 
Vaya, la coreografía debe ser del ballet Zoom y la puesta en escena de Valerio Lazarof. Es que en TVE se creó escuela.
 
Si me lo hubiera cruzado en pleno centro, con ese look freddienezco, me quedaba cantando con él un rato.
 
Yo????? no creo... solo cinica quizas
 
Ya que no se folla en el más allá, aprovecha en el más acá.

Un beso findesemanero

S
 
http://www.youtube.com/watch?v=DV1hngKLwHE

Casualidades, me ha parecido ideal como colofon a tu post.

El video entero que no tiene desperdicio, esta colgado en mi blog.

Un abrazo
 
Jajajaja... genio!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]