martes, mayo 1

 
Heridas.
A veces doy con heridas en mi cuerpo que no recuerdo haberme hecho. Las descubro al sentir que me escuecen con el contacto del jabón, en la ducha, por la mañana. O las localizo en pliegues escondidos, en lugares recónditos de la piel, al encontrarme la ropa perdida de sangre. Son como estigmas que aparecen sin causa aparente. Como cuando alguien te hace un comentario aparentemente inocente. En ese preciso instante no reparas, no haces caso, te parece intrascendente o sin sentido. Pero se queda dentro, aferrado a algo de ti. Y te da vueltas en el interior, sin que tú te des cuenta, hasta producirte una herida que sangra y te mancha de rojo vermellón. A tí y toda tu ropa. Y quizás todo el mundo menos tú, puede ver tu herida. Tú sólo la descubres cuando te escuece al ducharte, con el jabón de la mañana, cuando toda causa queda ya tan lejana.

Comentarios:
Cuídate mucho, ¿vale?

Un beso y un abrazo muy fuertes.
 
Estremecen tus palabras.
Maravilloso.
 
Bueno, para eso está el jabón, verdad? para quitar las manchas!

Aunque siempre queda el recuerdo ed que estuvieron ahí!
 
Si te das cuenta cuando la causa está ya muy lejos: desinfecta, tirita y a correr. Se cura, seguro. Y cicatriza antes cuanto menos reparas en ella.
Un beso.
 
Auch!

A las heridas: Tiritas y tiempo.Aunque algunas nunca acaban de cerrar.

Besobesobesoooo!

S
 
Con el tiempo sueles olvidarte de ellas,aunque ellas nunca se olvidan de ti...
Bessos
Sotalmar.
 
El tiempo, no cura nada, el tiempo no es un doctor...., el tiempo solo cura aquello que ya no merece la pena
 
Para Coco, con cariño (por los buenos ratos que me haces pasar, y las risas).

Esperando hacerte reir yo hoy, un poco.

http://www.youtube.com/watch?v=46NCvGQZxOo
 
¡Cuídate!

Un abrazo muy fuerte
 
Sana, sana, culito de rana.
 
Genial el clip de youtube. Yo también follé el año pasado, y supongo que no todo va a ser follar.
 
Sin estas heridas no hay vida... Hay que aprender a sanarlas.... Besos
 
Eso pasa por ser tan exquisitamente sensible, coco mio...
 
Hay heridas de las de guerra, esas enormes, que valen su peso en oro, las del desamor, las de alguien que te quiere, las de pérdidas irreparables, pero esas de comentarios de aparente inocencia, dios, esas son las peores, porque les damos una importancia que no tienen, y encumbramos a personas que no lo valen a la categoría de dioses.
En cualquier caso, betadine, ya sabes, el mental, quelesjodan¡
Cuídate mucho, Nancy tiene razón, eres demasiado sensible para este mundo, frase repetida hasta la saciedad por mi, respecto a mi y a mi hija....ufff, ale, ya me marcho.
Bss
 
Mientras la herida no sea mortal...hay solución. Lo malo es eso de hurgarlas.
Estoy aprendiendo una canción que dice : "...Llanos crucé, por ir a tu olvido y tras tanto caminar llegué a te quiero lo mismo".
(Y, con muchas cicatrices, siempre puedes hacerte pirata que tienen mucho morbo, ...mira el Sparrow ese!!)
 
Tenemos que aprender a defendernos de las palabras para evitar que nos causen heridas, y si por el contrario, no las podemos evitar, intentar que la cicatriz que quede sea tan pequeña, que apenas la apreciemos.
Un beso coco.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]