lunes, marzo 19

 
en el tren.
Esta tarde salía de Barcelona con los bolsillos llenos de besos, de miradas, de risas, de fotos y de verdades compartidas. Me he instalado en el primer vagón del tren y he mirado a mi alrededor. Frente a mi, una chica de más o menos mi edad, que lucía un collar de perlas y un escote a la altura del ombligo, ojeaba el periódico gratuito. De pie, apoyada contra el respaldo de mi asiento, otra de unos veinte, vestida de paracaidista, me rozaba el hombro con el culo. Parecía tener la mirada perdida en la diadema de una chica de color que se sentaba más allá, y hablaba con una señora que se tapaba la boca con un velo negro, a juego con su túnica. En los asientos para dejar libres, a la izquierda, un chico con barba se concentraba en su ipod, como si en ello le fuera la vida. De repente, la chica de enfrente ha tirado el periódico al suelo, como si le hubiera mordido. Ha susurrado: "dios" y ha empezado a llorar sin hacer casi ruido. Le he ofrecido un kleenex. Me ha sonreido y le he preguntado si estaba bien. No me ha mirado, se ha inclinado a recoger el periódico. Ha buscado entre las páginas y me ha señalado con el dedo una noticia: una mujer en Hamburgo, después de dar a luz a una niña, la ha metido en una bolsa de plástico y la ha lanzado al vacío desde un veinteavo piso. No he podido evitar ponerme a llorar. Me ha ofrecido mi propio pañuelo. Le he dado las gracias, me he sonado, pero no he podido dejar de llorar.

Comentarios:
Siempre estás en el lugar apropiado y en el momento oportuno con tus kleneex.Y donde está el escote más grande,todo hay que decirlo,jodío!.

Y yo con mi bufanda mil colores.

jajajaja

Beso!
 
me gusta tu forma de mirar. un besote
 
Guapo coco, yo también te paso un kleneex, pero no mires más los periódicos ¿Vale?
Besos y más besos
 
Lloramos juntos al mismo tiempo,...
lloro suave y silencioso el tuyo,
lloro compulsivo el mío,
desahogo por una vida inocente,
suspiros por nuestras vidas,...
 
El miedo nos lleva a tomar siempre las peores decisiones.
 
Coco, cada día te quiero más.
Besitos.
 
pan a quien no tiene dientes... un beso
 
Terrible. Me quedo sin palabras.
 
La maldita alergia a la realidad.
 
La soledad, el miedo... el dolor... o la peña que está como una cabra, nunca se sabe!
 
Coco, eres un encanto. Nadie como tú podría comentar algo tan horrible de una manera dulce.
 
tras la noticia, la solidaridad ante el llorar y que no sabemos por qué.
Un saludo
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Klenex va, y klenex viene..pero esta vez, su es uso restringido a paliar las lágrimas surgidas del dolor de la impotencia ante un caso más de locura humana...hay cosas que no se entienden, y por eso mismo, aunque ajenas, duelen tanto...
 
Te sientan bien las coletas.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]