viernes, marzo 2

 
Cuando era pequeño vivía en una casa vieja que estaba como hecha a retales. De un lateral del comedor partía un pasillo oscuro, estrecho y larguísimo, que terminaba en una escalera, al final de la cual había una especie de puerta tapiada con ladrillos desnudos, sin enyesar. Yo me imaginaba que detrás de ese improvisado muro alguien habría escondido un tesoro de incalculable valor. Y me dedicaba, siempre que podía, a excavar un agujero por el que mirar y poder pasar. Tras meses, yo diría que años, oradando cemento y tochos, llegué a ver qué era lo que había al otro lado: la calle. Ese día descubrí lo imbécil que puedes llegar a sentirte al destapar una verdad que es evidente para todos, excepto para ti. También aprendí que antes de lanzarte a currar como un capullo, es conveniente preguntar. Y resulta que tengo un nuevo compañero de trabajo que parece, a todas luces, que de pequeño no tenía una escalera tapiada en su casa.

Comentarios:
Plin! Tracatrá! Chin pon!
 
Pues ya sabes, dile que haga un blog.
 
No estoy de acuerdo. Las cosas si pueden se preguntan, pero hay que descubrirlas por uno mismo. ASí, si al final hay error, al menos ha sido el tuyo, no el de nadie. Al menos yo lo prefiero así; y tb prefiero saber a quedarme con la duda.
 
El tesoro eres tu!

(La verdad es que yo tambien tuve que tirar la valla de tu terrenito para descubrirlo)

Un beso dulce para ti.
 
Creo que a la calle le gustó que la descubrieras. Así formó parte del tesoro de tu casa.
 
Qué rapidez!
Me tenéis encantado.

Feliz finde!
 
Fíjate, eso demuestra que aunque uno se sienta a veces un gilipollas, siempre, siempre hay uno más gilipollas aún.

CPLLM

(Campaña Pro Levantar La Moral)

¡¡Afíliate!!
 
Gracias, ahora estoy mucho mejor. En lugar de sentirme como un gilipollas, me siento como uno de tantos...
 
Mal de muchos, consuelo de políticos.
 
Sintagma me ha recordado a un amigo, se llama Marcos. Es feísimo, y tiene la teoría de que si no folla más es por pereza, porque si se pusiera a buscar, seguro que encontraba montones de chicas más feas que él.
Creo que algún día tendré que explicarle la diferencia entre complicado e imposible.
 
Quien no se ha pasado de listo algún día, a mi me ha pasado más de una vez, a ti ¿no?,... Descubrí que mi pared eran mis padres, lo cual era evidente para todo el mundo, menos para mi.
 
Muy bueno.
 
Vaya.
¿Un tesoro?
Debes ser un tipo optimista.
Yo hubiera pensado que había un cadáver emparedado.
Hubiera tenido pesadillas todas las noches y otro trauma más en mi lista.
 
jajajajajaja.
 
También es un tesoro, un cadaver. Sobretodo si es egipicio y lleva milenios sepultado. Aunque sería difícil. Tal vez en el casco antiguo... XD

Me uno al Sintagma. Levantemos nuestra moral, oño! :P

grass-shopper
'y a ud. que le importa el
aborto de las gallinas?'
 
YO de pequeña tenía obsesión por descubrir que habia en la escalera que colindaba con la puerta de mi casa y que tenia una verja... la desilusión fue tremenda al descubrir que era la que conducia al cuarto de ascensores... y que esos ruidos que escuchaba de vez en cuando se debian a los que hacia un indigente que por las noches saltaba la verja y tenia su "chalete" montado alli... Cosas de la vida.
 
Es como cuando eres pequeña y una amiga tuya te dice que ha nacido el 17. Tú te pones chula, y le dices que naciste el 19 y que eres 2 días mayor que ella. Lógico: el 19 es un número mayor que el 17.

Suerte que esto se disculpa a según que edades. A según que otras... pues normal que escribas un post así :P
 
Jajajajajaja, muy bueno.
Paciencia coco, mucha paciencia.
 
Pero todo ese tiempo derrochando imaginación no es para nada absurdo, querido amigo. Usted estuvo viendo una realidad fantástica y maravillosa donde otros sólo alcanzaban a ver una pared.
Eso se llama poesía.
Y por eso vengo yo a verle
 
Y lo bien que te lo pasaste pensando que habia un tesoro y que solo lo conocias y lo pescarias tu?.
¡¡Que tio mas optimista !!!. Me gustas Yo tambien hubiera pensado en un cadaver emparedado y me habria pasado la mitad de la infancia aterrada .
Besos
 
Yo hubiera pensado que tras la puerta tapiada había una parte de la casa desconocida...y me moriría por descubrirla!! qué emocionante!!
 
Gente con estrella, mientras otros nacemos estrellados,
Besos coco.
 
Menos mal que no eres como yo. A mi sólo se me hubiera ocurrido que al otro lado del agujero había unos seres fantásticos viviendo en un lugar llamado Fraggle Rock, o peor aún, los "diminutos" esos que nadie sabe dónde están, esos pequeños seres bondadosos...y que alguien cierre las compuertas a mis recuerdos televisivos infantiles. ¡Qué espanto!
 
Me quedo con la sensación de tener un secreto, que sólo conocías tú, y los latidos del corazón al imaginar qué pasaría después. Es como la vida.

Besos.
 
Pues yo soy del bando de los que pensarían que encontrarían un fiambre al otro lado de los ladrillos. Es que entre los comics que leía y mi imaginación, estaba yo apañá..
Y sí, por muy gilipoyas que nos sentamos en algún momento, siempre tendremos el consuelo de que hay montones de gilipoyas de máyor graduación...
 
que gran leccion!!!! pero lo que mas me maravilla es la capacidad para verla, valorarla... aprenderla... los hay que se pegan la vida rascando ladrillos sin aprender nada...

un beso rascado!
 
me encanta este post... y jo si que es verdad eso de descubrir verdades, valga la rebundancia.
Abrazote, xcierto cuando comemos???????
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]