viernes, noviembre 10

 
Siete
El 7 es un número bíblico: los siete dias de la semana, los siete pecados capitales, las siete plagas de egipto, los siete sellos del apocalipsis, blancanieves y los siete enanitos. Es más, si a 777 le restamos 111, nos da el número de la bestia: 666. Una caña, ni puta idea de para qué sirve, pero una caña. Total, que mañana hará siete días que he guardado bíblico reposo por prescripción facultativa y, por fín, voy al traumatólogo, me hace una ilusión.
Hagamos recuento de lo que hemos hecho en estos siete días de impuesto asueto:
- empezar seis libros y no acabar ninguno.
- darme diecisiete ostias al intentar subir/bajar la escalera del edificio
- abrir mucho los ojos al anochecer, cualquier cosa antes que levantarse a darle al interruptor de la luz.
- limpiar el correo electrónico. Inútilmente, porque esta noche está igual de lleno que el primer día.
- hablar 49 veces por teléfono con mi jefe. (Quesí, queya, quesí, quesí, quelasemanaqueviene, quesí...)
- contestar sus 49 e-mails. (Quesí, queya, quesí, quesí, quelasemanaqueviene, quesí...)
- hacerme 49 pajas. (Quesííííííííí, queyaaaaaaaaaaaaa, quesííííííííííííííí...)
- buscar en google cómo hay que medir un pene. En el próximo esguince, intentaré encontrar dónde dejé el puto metro de los cojones.
- arrasar el videoclub de la esquina. ¿Es que no hay películas nuevas? Me he vuelto a ver todas las de startreck (nadie es perfecto), las del señor de los anillos (que ya no sé si légolas es vulcano, preciosas orejas, por cierto; o si Jean Luc Piccard tiene barba, va con un hacha y es enano).
Y vaya por dónde, lo que hace la práctica, que esta tarde he conseguido, al fin, llegar al videoclub intacto: sin meter la muleta en ninguna mierda, ni dejarme los piños en la esquina al esconderme intentando no tener que darle conversación a mi vecina, la del bigote. Y ahí estoy yo, tan feliz delante de la pantalla, intentando que abra esa especie de boca mecánica para que se trague todas las películas cuando, con la última en la mano, oigo un leve carraspeo sobre mi hombro izquierdo. Era mi querido vecino, el que se instaló una antena, tamaño palmera del desierto, para hacer video conferencias con raticulín.
- Ejemejemejem -carraspea, ingenioso.
- Hola, qué tal - digo yo, por decir algo.
- Qué película te has llevao? - qué sutil es mi niño, por dios bendito.
- Pues el polar express, pero la verdad es que sólo he visto los primeros 20 minutos, no me ha gustado nada - afirmo, como si fuera un crítico de cine, con decisión, intentando zanjar la conversación.
- ¿No te ha gustado?- pregunta con aire entre extrañado y de estar de vuelta de todo; para luego sentenciar- eso es porque no tienes Zorrón.
- ¿Zorron? - me huelo el sobaco por si canta.
- Sí, zorrón, eso es que no tienes.
- ¿Zorrón? - me miro las muletas por si he pisado una mierda, y pregunto- ¿qué es "zorrón"?
- jaja - se carcajea, como si yo fuera un imbecil de la era digital, un sin techo de la vida moderna - zorrón es eso que te ponen muchos altavoces en el salón, hombre, Zorrón ¿es que tú no tienes?.
- Ah -por fin caigo- quieres decir Sorround.
- Sí, eso, coño, ¿es que tienes cera en la orejas?, lo que he dicho: Zorrón.
- Vale, pues será porque no tengo zorrón, pero a mí, el polar express, no me ha gustado.
- Vale, tio, vale. Qué sensible estás desde que te has roto la pierna.
Y ya, pensando en que mañana, al fín, voy a visitar al traumatólogo; que estoy un poco, como ansioso, porque no sé muy bien por qué trauma empezar: si por el de cuando me ponía un calcetín en la mano para masturbarme o por el de cuando me caí encima de mi hamster Rigoberto y le saltaron los ojos. Quédilematú.

Comentarios:
Lo de q no tengas un zorron...pues vale, pero lo q le ha pasado a Rigoberto, eso si q es mala pata hijomiopordiossss..

muackssss.
 
puedes empezar diciendole que tienes un vecino un poquito gilipiertas por no decir un poquito bastante gilipollas.

besos coco mio. que vaya bien en el traumatologo.
 
gilipuertas, digo.
 
:-)
 
Mi made al Sorround le llama chochoron, he dejado de ir con ella al video club.
Que tengas suerte en el traumatólogo.
 
¿49? ¿En 7 días?
Pordios, ¡qué actividad!
 
49 ¡ QUE MAQUINA!
 
Una pregunta ¿las 49 pajas, correspondían al mismo momento de las 49 charlas con tu jefe?
 
Coco, pobre hamster!

Pero está claro el dato que sorprende del relato.. 49 pajas!!!!!!!!!!!!! UUUUAUUUUUUUU. Lo que hace el tedio!

Y un calcetín en la mano ¿¿?? Quiero más datos! Yo había oido eso de dormirse la mano para no notar que es la tuya, pero del calcetin niflowers.
 
OOOOOOH! para tí y para Rigoberto un "Sana, sana, colita de rana, siete besitos para tí y tu nana" Para seguir con el siete, así que suerte con el traumatologo y con la monotía, pero creo que te encuentra bien al lado de Booo.
 
A los traumatólogos les encanta escuchar tus traumas, esta misma mañana le he contado los míos a uno, y te quedas más agustito... Eso sí, si quieres que te los resuelvan ya tendrás que hablar con un carpintero o algo así.
Así que ánimo y que des con el profesional adecuado.
Besos.
 
hacía tiempo que no pasaba por aquí.....un placer volver a leerte....espero que te recuperes pronto!
 
...te puedo asegurar que mis carcajadas al leerte hoy se han escuchado en zorrón total.
 
¿Y como se mide un pito? Que a mi también me pica la curiosidad, pero me da pereza romperme una pierna para buscarlo. ¿¿¿¿49???? ¿en 7 días? ¿Y te queda algo para medir?
 
Hacía tiempo que no sabía de tí, llego y me entero de:
1.Que te has hecho 47 pajas en siete días.
2.Que te sentaste encima de tu hamster y te quedaste traumatizado.
3.Que ¿Te has hecho un esguince de tobillo intentando medirte el pene?
4.Que no te gustó polar expréss.
5.Que tu vecino es un cateto.
6.Que no tienes "Zorrón".

Chico, !No se te puede dejar sólo eh?

Besitos y que te recuperes prontito :) , pero sobre todo, que te duela muy muy poquito :)
 
Querido Coco, espero que todo vaya bien mañana. He cometido el error de leer los comentarios y ahora estoy hecho un lío: no sé si te pone tu jefe, o te es inverosímil, y las 49 conversaciones son una simple coincidencia o que a falta de zorrón hay Hámster y luego el animal se traumatiza por las medidas de tu pene heroico. ¡Jo, 49!; ¿has preguntado en lo del Guinness?.
Se te olvidó mencionar "las siete virtudes capitales" uno de los post perdidos en el ciberespacio.
Como reflexión final a tu magnífico y divertido post, diré que la longitud y calidad de los comentarios es escencial; es señal de que han disfrutado contigo y quieren hacértelo saber. Buenas noches
 
¡Uy, esencial!
 
Me he partido leyendo vuestros comentarios. Sois geniales.
Bueno, la verdad, lo confieso: que sólo fueron 48, pero porque me quedé sin kleenex.
Deyector, según dicen en: http://www.gayecuador.com/sexo/grande.shtml
Que de esto deben saber un huevo...
pues: Para medir el pene se debe hacerlo desde la base en el abdomen, no en el ano, hasta la punta de la cabeza, no del prepucio...
en fin, yo sigo buscando el metro, que ya me pica la curiosidad.
 
Si yo te contara de lo que saben esos... Y las cosas que buscan...
 
jajajaja...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]