martes, noviembre 14

 
Los cuarenta y dos es una edad crítica, de aquellas que dices vayaedadtú. Es como la de piedra, pero en el riñón, se entiende. Y es tal la acumulación constante de catastróficas desdichas, que uno acaba convenciéndose de que todo esto no puede ser debido a la casualidad: ha de ser cosa de un ser superior. Superior y con muy mala ostia. O incluso de algo peor: esto tiene que ser cosa de la edad.
Porque no todas las mañanas sale uno a la calle con sonrisa hamaca de viernes por la tarde, con su muleta bajo el brazo, y en la parada del autobús un perro lo confunde con una farola y se le mea en la pierna. Vaya usted explicando luego a todo el mundo que no está liado con Concha Velasco.
Ni todas las tardes se tiene la oportunidad de tomar asiento en un banco del parque, que se acerque una especie de gremlin que no levanta tres palmos del suelo y decida jugar al balonpié con su tobillo. El malo, por supuesto. De la estupenda cara de poker que supo poner su madre hablaremos en otro post.
Ni todos los días llega uno al curro, tras siete días de baja, y aquel ser entrañable con el que ha cruzado 49 mensajes de "Vuelve YA!" se sienta sobre tres montañas de papeles que por arte de magia se han acumulado en su mesa y murmura sollozando: ¡vaya semanita he tenido!¡No te lo vas a creer!
Ni todas las noches uno destroza con el coxis el mando a distancia y descubre que su estado del bienestar depende de su habilidad amaestrando tortugas de florida y conseguir que aprendan a dar saltos desde la pecera para cambiar el canal.
Y claro... al final sucede lo inevitable, que entre tanta catástrofe, tanto enano cabrón, tanta tensión positiva y tanta polla, uno acaba pidiendo a gritos una disección del cuerpo calloso, o la eutanasia, o que venga el hombre lobo y lo devore. O el hombre del frac, que para el caso también serviría...hombrepordioscoñoya.

Comentarios:
En este post sí que no me creo lo del 100%. Y para ser sincera ni lo del 99%.
No pidas cosas raras en un hospital que la última vez saliste con una férula, pero hay cosas de las que ni siquiera una enfermera simpatiquísima y sonriente puede salvarte. Por ejemplo eso de la lobotomía.
Besos.
 
Pos creo que hay cosas peores.....en lo referente a los años,lo peor de todo,es no cumplirlos.
¿No crees?
 
Vale, activemos plan de emergencia 1:

Tómate un Lexatin. Te espera una semanita del copón.
 
Pues si q hay dias q son pa cagarse, pero detras de uno viene otro ( de dia) y no todos son iguales ,faltabamas,.Pues ya veo q eres un fanático seguidor de la ley de Murphy, o es la ley de Mu, que es fan tuyo....Cuídate,q lo de los 40 no es nada, espérate a los 50, esos si que hacen pupita...Bessos
 
Hay días que parecen semanas.
Hay dosis de buen humor que pueden con ello.
Hay masajes en la sien, en los hombros, cafés, sonrisas...tienes herramientas para hacerle un corte de mangas al perro, al niñoloscojones, a suputamadre, al montón de papeles, al mando y a las tortugas.
Hay edades irrepetibles, rey.
Vamos! En marcha. No ha sido nada.
muaka.
 
En días como hoy también son 49 las... O eso era cuando no trabajabas?

Un beso, espero que estés mejor.

Aunque debes estar hasta las narices de la escayola, las muletas y de tot plegat.
 
Vaya! tuviste que corregirte a ti mismo no? y ahora qué co... quiere decir eso que escribo de la lobotomía? pues que lo sepáis tod@s!! coco escribe, borra y vuelve a escribir!! ya está, ya lo he dicho. Y lo que dice la madre del renacuajo gremlin ese es: "qué quiere, es un niño, tendrá que jugar con algo no?" o algo así.
Y ahora vas y lo cascas!!
Besos enfurruñados.
 
Y yo me quejaba de mis 34 y mis arruguitas que están a punto de salir. Cuando llegue a tu edad seguramente estaré como tú,alucinando.
Te recomiendo algo esotérico contra el mal de ojo porque no parece normal tanta mala suerte: Por ejemplo pisar un chuzo con el pie izquierdo que dicen que la trae buena. :_) Es coña. Feliz semana, coco.
 
Aunque a Ud. le parezca que eso es la decadencia, le remitiré a una máxima que bien podria firmarla el mismísimo Murphy: Toda situación susceptible de empeorar, empeorará, así que intente disfrutar lo que queda del naufragio.
 
¿Estás ya bien para todo, todo? :)).
 
Maru, estoy bien para nada, de nada.

"Surgiendo de las profundidades de la nada hemos alcanzado los más altos humbrales de la miseria".
- Hacienda Pública-
 
Aunque también hubiera podido podido fimarlo un fabricante de sopicaldos.
 
Pero a ese le quedaría mucho mejor lo de: la materia no se crea ni se destruye, solamente se transforma.
 
¿humbrales va con h?
 
Umbral. Anda, a copiarlo cien veces: umbral, como el paco.
 
Estar aburrido y caliente será motivo de divorcio?
 
No no, de divorcio no, de reconciliación más bien..
 
ah!
 
Yo acabo de cumplir los 28 y el otro día una mujer le dijo a su niño en mi ascensor delante de mí: Hijo, deja pasar a este señor. Yo miré a mi alrededor, pero resultó que el señor era yo.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]