viernes, noviembre 17

 
Hoy he ido al traumatólogo y me ha comentado que la próxima semana podré empezar a hacer algo de deporte, pero me ha advertido que vaya con cuidado y, sobre todo, que escuche con atención lo que me dice el tobillo, que esté muy atento, porque me hablará a través del dolor. Yo asentía como si lo entendiera todo a la perfección, pero la verdad es que estaba pensando que si ya me cuesta prestarle atención a lo que me dice la cabeza, cualquiera se para a hacerle caso a un tobillo.

Comentarios:
Hola, soy nueva por aquí... te deseo una pronta recuperación, y espero que tu tobillo hable en un idioma que comprendas.
 
Creo que deberías vigilar bien a tu traumatólogo. A mi eso de que hable con los tobillos no me parece tan fiable como parece.

Que hay tobillos muy cabrones ;-)
 
A veces......... nos va muy mal por hacer caso solo al "tubillo",este si que es peligroso cuando empieza a "largar",al tobillo solo prestale la atención minima,ese "toavia no está maleao"
 
jajajaja
 
Uy, iba leyendo tu post y por un momento creí que ibas a poner:
"y, sobre todo, que escuche con atención lo que me dice... enfermera".
Qué pena, ahora tu enfermera tendrá que estarse calladita...
 
mmmm. Callada. ¿Tú?
 
No, yo no, tu enfermera, o es que no sabes leer? por cierto que a ella se le da un poquito peor pero yo puedo ser muy formal si me lo propongo..
 
No sé leer. Ni escribir. Supongo que este es el principio de un gran amor.
 
Hazle caso amigo, yo tuve un vecino alcohólico al que su hígado le hablaba por las noches:
-No bebas más, no bebas más, que ya estoy cansado.
 
¿Y le hizo caso?
 
COCO... te me estás declarando? ya sabía yo que me querías...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]