miércoles, octubre 11

 
Recuerdo cuando era pequeño, que mi madre se divertía haciéndome cosquillas sin parar. Llegaba un momento en que yo entraba en una especie de espiral sin fín que me impedía dejar de reir. Entonces, le bastaba con mover los dedos a distancia, sin ni siquiera tocarme, y me retorcía entre carcajadas y lágrimas.
Con el dolor sucede algo parecido, si alguien es capaz de hacerte daño durante el tiempo suficiente, luego sólo necesita mover los dedos en la distancia, para hacer que vuelvas a retorcerte entre gritos mudos, sollozos y lágrimas.

Comentarios:
He sentido un escalofrío al leer el último párrafo. Ante ciertas cosas mejor olvidar y mantener las distancias, por si acaso. Siento que aún estoy en la cuerda floja. Espero no caer. No voy a caer. Tú tampoco, Coco.
 
Buenas, este primer comentario no tiene nada que ver con el post. Igual hasta resulta un poco esotérico. Pero bueno, resulta que Boo y yo nacimos el 19 de Junio, y después de varias semanas de terapia-mutua-intensiva nos hemos dado cuenta de que somos tan raros como parecidos (o que somos igual de raros, vamos), y nos hemos decidido a abrir este blog, que probablemente acabará siendo algo así como: "ostiacomosois, pero sin fronteras". Pero bueno, que eso, que si alguien ha nacido el 19 de junio y se anima, que lo diga ahora, o calle (de que se vaya a la calle) para siempre.
 
Y si caes, alguien, yo quiero ser tu red.
 
Y volviendo al post, supongo que es el dolor quien siempre te acaba buscando las cosquillas.
 
Gracias amore, sabiendo esto iré mas segura. Quiero pensar en cosquillas como las de tu madre, más gratificantes y dulces de recordar.
 
Un beso.
 
Son cables invisibles que no hacen ni chispa de gracia.

Saluditos coco
 
Mox, qué ilusión.
 
a mi me pasa igual aun hoy, lo de las cosquillas, digo...
lo del dolor, ahora que lo leo.. tambien. intento que no..
besos, coco
 
Besos, princesa.
 
¿qué hace uno cuando su ángel se ha ido y no puede dormir?
 
tictactictactictac....
 
Pasapalabra.
 
Y se va a la cama.
 
Buenos días, Coco, espero que tu ángel volviera y pasaras buena noche.
 
Tienes razón coco , yo conozo a alguien que en la distancia y con tan solo una palabra todavia en mi provoca una lagrima.
con tan solo un palabra.

Un beso.
 
somos marionetas y si mueven determinados hilos nos doblamos
besos
 
pero que razon tienes maldito :)
me encanta la comparativa y dime a mi quien le hace daño a mi coco bonito que.... me lo como !
 
Acabas de darme una respuesta cuya pregunta lleva días haciéndome daño.

Gracias, coco :)
 
De nada, tesoro.
 
Locuuuuuu: y porqué no me comes a mí? ... muerto el coco, muerta la rabia.

:)

Buen finde!
 
También puedes ser tú el causante del dolor y de la risa. Cuando sabemos las debilidades de otra persona como nos toque un poco las narices vamos a por ella (que te arrepientas después ya es otra cosa)

A mi me duele el dedo del pie ¿quién habrá sido? :)
 
Yo creo firmemente que el dolor nos hace mas fuertes.Pero claro,con el dolor del corazon es diferente.
Besos,perla
 
A mí también me ha dado un escalofrío leerte...
 
Lo que dices es tan horripilantemente real que me quedo sin palabras. Qué triste que todos hayamos entendido tan bien el post ¿verdad?

Beso
 
...ahora llega el frío, quizá con guantes de lana esos dedos pierdan un poco de poder.
 
Sí que es triste Bereni. O casualidad o destino. O qué sé yo. Pero triste es. Es que el dolor es triste. Y más el provocado a distancia.
 
Qué horror. Y lo peor es que me imaginé una marioneta cansada de su amo. Saca unas tijeras, corta las cuerdas para gozar de la libertad y ...cae.
Quizás algo de dolor nos hace sentir vivos. Supongo que alguna función tiene que tener el dolor(aparte de la de jodernos).

Ánimo, coco.
 
Pues entonce prefiero que me hagan cosquillas. Yo también torturaba a mi hermano con ellas, y aún ahora, con 40 años que tiene, si me acerco moviendo los dedos como tú dices hacía tu madre, se pone como una moto.

besos!
 
Con lo buen poeta que eres, qué mal queda cuando escribes las guarradas esas....marrano!!

mialo que majico y que sensible...

snif...
 
Pero que bien dicho :(
besitos
 
Como el perro de Paulov.
Sigues teniendo el alma de un crio y eso es encantador.
Aunque tambien te haga vulnerable. Se fuerte.
 
a mi me siguen haciendo cosquillas hasta las miradas... si se trata de mis pies.
pero es que lo que has escrito del dolor me ha estremecido. qué cierto es, y qué horripilante (palabra que han aplicado en algún comentario anterior y que me ha parecido que es la que define lo que siento)...
Me he permitido la libertad de enlazarte. Con las cosas que he leído en este blog no he podido ni he querido ni me ha dado la gana evitar caer en esa tentación... Un besote
 
Qué triste y qué cierto: somos súper vulnerables.
Saludos
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]