viernes, septiembre 15

 
Yo no lo entiendo.
He tenido una semana de lo más chungo, a veces me pregunto qué pinto yo en este mundo, a parte de llevar la compra desde el carrefour hasta casa y de pagar los recibos del banco. Y se me ocurría que sería una suerte volver a tener 17 años, pero contando con la experiencia y lo que ahora sé; así, a toro pasado; y creo que cambiaría muchas de las decisiones que he tomado. Luego me he dado cuenta de que debería cambiar tantísimas, que probablemente no sabría por donde empezar y me quedaría igual que estoy.
En fin, cambiando de tema, la gente no deja de sorprenderme, de verdad. Es algo de lo que no me he curado con la edad. Quizás, lo que más me alucina es ver cómo cambian las opiniones y los puntos de vista, dependiendo de sutilezas que a menudo no entiendo, o matices que se me escapan. Y eso me descoloca.
Estaba yo en la cola de la cafetera, buscando a la de la falda estampada con noticias antiguas; me aburría, y me apetecía leer algo. Como no la he encontrado he empezado a repasar la estancia con la mirada, y no sé cómo, me he fijado en mis zapatos: hoy llevo los de duende; son verdes con cordones rojos y ejercen una especie de mágica influencia sobre la gente que me cruzo: nunca me miran a la cara, no pueden despegar los ojos de mis pies; toda una experiencia mística donde las haya. A mi lado había dos chicas charlando, ellas ya tenían el café en la mano. Le daban sorbitos, aún estaba demasiado caliente. A una le asomaba un tatuaje entre la ingle izquierda y el ombligo, parecía un trozo de ala de mariposa. A la otra no le asomaba nada. Bueno, en realidad sí: la nariz; tenía una napia de aquellas que se ve de lejos, de las que te imaginas que si estornuda con la suficiente fuerza, seguro que se la clava en el pecho y muere desangrada; la muerte del loro, dicen; parecía simpática, porque abría mucho los ojos al hablar. Bueno, simpática o pariente de un buho, según se quiera ver. No he podido evitar escuchar un trozo de su conversación:

La del tatuaje: "- Mira, ahí está Rafa, no lo encuentras muy cambiado?"
La de la napia: "- Uy, sí: se ha dejado el pelo largo, viste mucho más elegante y se le ve como... como... ¿bronceado y feliz?..., mira como va saludando al personal..."
Diez segundos de silencio. Se miran y dicen al unísono: "- ¡¿A que se ha separado?!"

Alzo la cabeza en su dirección, se dan cuenta de que han levantado la voz. La de la nariz hace ver que se tapa la boca con la mano que no sujeta el café. Siguen cuchicheando. Cojo el vaso de plástico, tiro la cucharilla (¿si lo he pedido sin azucar, para qué coño ponen cucharilla?). Me acerco disimuladamente. Cotilla que es uno, sí. Siguen con su cháchara.

La de la napia: "- ¿Joder, has visto como viene hoy la Tere?"
La del tatuaje gira la cabeza hasta que sus narices, salvando las imposiciones del tamaño, forman trazados paralelos, y observa: "- coño, si eso no es una minifalda, es un cinturón ancho; y ¡con medias de red! y ¡vaya escote! ¡Si lleva el tanga en el sobaco! ¡Y mira cómo sonrie...!"
Cinco segundos de silencio, se miran y una de ellas exclama:"- ¡¿A quién se querrá follar?!, la tia guarra".

Y llevo todo el día preguntándome cuál debe ser la sutil relación que existe entre el sexo (si eres hombre o mujer, se entiende, no el tamaño, que me han dicho que eso no importa); que te arregles para ir a trabajar; y el algorítmo de lógica Booleana que decide automáticamente: si es que te has separado, o resulta que eres un putón verbenero buscando plan.

Yo no lo entiendo.

Comentarios:
Oye bonito.........soy la de la picota,y no se como te atreves a criticarme llevando los zapatos que llevabas¡si cantaban la traviata mejor que el Carreras!
 
Oye encanto, que yo por la noche, me quito los zapatos, y todo tan bonito. A ver si eres capaz de hacer tú lo mismo con la napia.
 
Hola coco, que bien sientan los cambios, ¿A que sí? Dicen que provocan un pelín de estrés pero a mi me encantan.:-)

Sobre las tías que marujeaban sobre sus compañeros..

1) Al tío de las greñas lo ven como carnada "¿Se habrá separado?" Chica yo lo vi primero...
:-) jajaja
Ya quisieran ellas que se hubiera separado..

2)Y la tía lo ven como rival. "¿A quien se quedrá follar? ¡No es justo! ¡¡¡Al tío de las greñas!!! ¡Es míooo, mi tesorrooo!
:-)) jojojo

No creen que sea una zorra pero la insultan para aumentar su autoestima y valor de cara a la caza y enviar el mensaje de que esa no es rival para ellas.

Qué bruta soy analizando a la peña pero algo de verdad habrá no? ;P

¡POR FIN ES VIERNES! Sacad vuestros látigos, vuestros disfraces, vuestras medias de rejilla...que nos vamos!! xDD
 
Ostia Irene, gracias. Lo he entendido. Qué ilusión!
 
Me alegro mucho,coco jejeje
 
Yo te lo cuento.
 
En que trabajas? yo en el mio me aburro mucho, no hay de quien hablar, las desventajas de trabajar con niños :).
 
Es como cuando va un tío muy feo con una tía guapa. Lo que se dice es que será porque él folla de maravilla.

En cambio, cuando la fea es la tía y el guapo él, se dice que será porque ella está forrada.

¡Estamos locos!
 
Curioso, lunarroja, yo pienso que el tio feo va con la guapa porque está forrado. Y si es al revés, porque la chica fea la chupa de maravilla. Alguien deberia pensar en hacer una tesis doctoral. :)
 
yo creo que esas dos deberian hablar menos y vivir mas
 
Se las veía bastante vivas y coleando.
 
lo siento tio pero no me gusta tu cambio de peinado. pero bueno, solo es eso, un cambio de peinado.
 
y quien soy yo para hablar de peinados cuando me encuentro cada vez mas calvo en el espejo del ascensor del trabajo...en fin.
 
jajaja. Entiendo que no te guste super, es que es raro. Lo siento, pero a mí me encanta. :)
Y para calvos: yo.
 
vengo leyendo sus ideas y se me vino una ( idea , claro) y cuando los dos son feos? estan forrados los dos? los dos la chupan bien?.
 
Me he reido un montón con lo de la muerte del loro. Es que mi madre tenía una tía así (de hecho la llamábamso la tía loro), y además con muy mala leche (solterona de las de antes) y no había manera de que lapalmara. ¡Si lo llego a saber le pongo polvos pica pica en la servilleta!
 
Cada lugar es igual...aquì en Italia esto se hace regularmente en todas las: oficinas, supermercados, bares, peluquerias, salon de esteticas, tiendas, universidades hasta a las bibliotecas que se supone se tenga que respectar el silencio,ah claro sobre todo en los medios publicos y con quien se conoce hace 5 minutos de quien te està al lado.
Italia è il paese dei pettegoli...
Al revez espana me he dado cuenta en la temporada que passè allà es muchooo mas adelante...puedes ir por la calle pintado de violeta y nadie se da cuenta...
que bonito es...
Viola
 
¿Se puede? Era sólo para decirte que me lo estoy pasando pipa leyéndote.

Enhorabuena por el blog, tremendo ;)
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]