lunes, septiembre 25

 
Mi vecina se ha ido de fín de semana largo, y esta mañana he sacado a su perro a pasear; con tan mala suerte, que nos ha caído encima una bomba nuclear. No veas el sobresalto que nos hemos llevado los dos. A pesar del susto, el chucho parecía contento, supongo que comer siempre comida canina debe ser una lata, y pone a cualquiera de un humor de perros. Y mira, yo también me he alegrado, porque me había salido un flemón modelo-balón-de-reglamento, y así me ahorraré la visita al dentista.

Comentarios:
ay,coco.. no es por nada pero mira que te pasan cosas raras a ti..
besos
 
Ya decía yo esta mañana que se movían las tetas sospechosamente.
 
efectivamente: sería mi onda expansiva. Si llego a saber que eran tus tetas me hubiera esmerado un poco más.
 
coco era un super-héroe, y tú, creo que eres un usurpador, jajajaa.Distinto lo de leerte.
 
¡uu!
 
joder ya es casualidad que estuviera oyendo justo ahora "Nuclear War" de los "Yo la tengo"...ya es casualidad ya
 
¿El perro era por un casual un caniche con tanga de leopardo?
 
anda que tiene mala leche tu vecina, "él nunca lo haría"
 
Al parecer hoy ha sido un dia de bombas nucleares para muchos. Si, la tierra ha vibrado.Ahora tengo sueño. Buenas noches.
 
Si es lo que tienen las bombas nucleares una vez que estallan ya no asustan. Primero las ves y dices "lo que me va a caer encima" y luego nada de nada.
 
Ale ves Coco, así me gusta, hay que ver siempre el lado positivo de las cosas.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]