lunes, julio 31

 
La enfermedad de Alzheimer borra gradualmente los recuerdos. Mi abuela la padece. El cerebro humano asimila una amplísima gama de experiencias, procesa la información y la almacena. Cuando la necesita, tira de ella y la recupera en el momento preciso, para hacer frente a la vida. La destrucción que provoca la enfermedad de alzheimer es la de los recuerdos. Comienza por los más recientes y termina por los más arraigados, como el de los seres queridos. Mi abuela hace mucho que no recuerda cómo me llamo. El horror del alzheimer no es un dolor físico, ni siquiera sufrimiento, es la pérdida inexorable de los recuerdos de toda una vida. De los momentos únicos, de las sonrisas, de los amantes, de los amores, de los días de sexo. Es la pérdida de la identidad, la pérdida de uno mismo. Mi abuela este año cumplirá los 96 y aún tiene sonrisa, aunque sin dientes. Hoy hemos dado un paseo por el parque. ¿Somos novios?, me pregunta. Yo siempre le digo que no, que sólo somos amantes. Y se rie a carcajadas. Hemos pasado cerca de unos adolescentes que estaban liando porros. Después de un rato, me ha mirado y ha vuelto a preguntar:
- Miguel.
- ¿Qué? - yo, a estas alturas ya paso de decirle que no me llamo Miguel.
- ¿Tu entiendes porqué hoy en día, los jóvenes se queman las manos antes de fumar.
(me meo)
- Será que tienen frio.
- ¿En Julio?
- Vaya, pues tan mal de la memoria, no estás.

Comentarios:
Ais... los abuelitos...
 
coco, tu abuela tiene mucha suerte de que tu estes ahi..
y tu de que ella siga haciendote reir.

besos
 
:-)
 
tal vez el alzheimer... borra los recuerdos, las sonrisas y los momentos y nos deja desnudos, en esencia en estado puro, como niños.
Que tierno post, y que tierno tu.
Besos para ti, en los mofletes de esos que solo saben dar las abuelas ;)
 
Me imagino el paseo. Y me encanta.
Besos.
 
Qué bien que tu abuela te tiene cerca!!!!! Y tus respuestas, siempre fantásticas, llenas de cariño, de intensidad. Tú mismo.
Enhorabuena por ser tú.
 
Yo también querré tener un nieto como tú.
 
Al menos puedes hablar con ella, besarla, abrazarla y sentir su calor.
Y seguro que de vez en cuando el Sr. Alzeimer le devuelve un aire de recuerdos y te puedes reconocer en sus ojos.

A la mia la perdí el verano pasado pero en Febrero una embolia se me la llevó y solo dejó un cuerpo dolorido que de vez en cuando tenía destellos de su esencia, la verdadera, y entonces lloraba o nos sonreía.

¡Disfrútala!
 
Ay, me sacaste una sonrisa! :) La mía también tenía alzheimer. Cada vez que sale alguna noticia de la enfermedad se me escapa un poco de aire a modo de suspiro. La ciencia avanza, pero sólo algunas veces...
Cuídala! :)
 
miguel, no recuerda cómo te llamas pero y lo que te quiere...

beso
 
Dudo que pueda querer a nadie en mi vida más de lo que he querido a mi abuela paterna...ni tan siquiera a un hijo, si algún día lo tengo, porque la quería desde la inocencia, cuando todavía se es puro. Era y me hacía sentir tantas cosas...ternura, devoción, cariño, entrega...Recuerdo especialmente lo fuerte que apretaba mi mejilla contra la suya, cada día lo intentaba más, en un esfuerzo por demostrarle lo que la quería. Se me fue sin poder despedirme, pero ella sabe que siempre la llevo en mi corazón. Un beso para mi Ángel de la guarda, allá dónde se encuentre.

Besitos, Silvestre.
 
que pena, que bueno y que cierto...
besos
 
Mi abuela también la tiene y no se acuerda de casi nada, pero cada vez que le digo para hacerle rabiar lo de:
-¿Me vas a comprar...?
O me hace un corte de manga o me dice ¡Un c***! o me manda al carajo... Y es que a la mujer las palabrotas no se le han olvidado :)

cuidala mucho.
 
Coco, cuídala mucho y disfrútala todo lo que puedas, la mía se fué también sin poder despedirme, de la noche a la mañana, y aún la echo de menos... y hace ya más de 26 años que se fué. Su alegría, su paciencia y su comprensión es lo que me queda de ella, y los caramelos toffee de la "Viuda de Solano" que llevaba para los nietos, el "durico", como ella decía, que me daba a escondidas de mi madre - su hija- para que me comprara un helado... esas cosas no se olvidan nunca, cariño. Y paro porque al final acabaré llorando. Un beso.
 
Lo que daría yo por tener una abuela que me hiciera sonreír.... :)
 
Debes ser un nieto cariñoso y divertido. Un buen hombre. Enhorabuena para la abuelita. Me gustaría hacer una pregunta: ¿Quién cuida de tu abuela el resto del día cuando tú no paseas con ella por el parque?
Seguro que quien le cuida las 24 horas es una persona maravillosa como tú, Coco, y seguro seguro que es mujer (como casi siempre).
Besitos. Eres un encanto.
 
:P
 
empápate de abuela todo lo que puedas. Nos hacen mejores si tenemos la suerte de dar con abuelas-abuelas.
Y prefiero no hablar de mis abuelas...me pongo muy bipolar.
Un abrazote, me alegro de verte.
 
Mi abuela tampoco recuerda mi nombre,a veces le pregunto.....LLalla,¿sabes quien soy?ella me mira con esos ojillos de vista cansada,sonrrie y me niega con la cabeza.Ojalá un dia de estos diga mi nombre.Tiene 93 años.Besos coco.Esticfarta
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]