viernes, julio 28

 
Cada día leo la prensa y me entran unas ganas terribles de llorar. Veo esas imágenes de funerales de niños, y se me clavan en el estómago. Todo me da ganas de llorar. Por la sin razón. Por la mierda que genera. Lloro por los que atacan. Por los que sufren la ira. Por la ira que se desatará. Lloro por quienes tenemos que soportar a esa pandilla de políticos hijos de puta que viven en otro planeta, que la historia se les va de las manos, y tratan de convertir esta inmensa pena en campaña electoral. Que llaman gratuitamente a cualquiera asesino. Que no saben lo que dicen y nunca lo sabrán. Y no puedo parar. Supongo que la rabia y la impotencia me hacen llorar.

Comentarios:
Sí.
 
Consuelame, te necesito.
 
Ni siquiera son funerales de niños. No alcanza el tiempo ni el sitio. Son niños quemados. Y ya.
 
no llores coco..
es muy triste, pero tu no llores..
besitos y un abrazo grande, grande
 
a veces llorar es el unico modo de conciliar la pena.

:-|
 
A mí: la rabia, la impotencia y la tristeza.
 
Ufff, anda no llore.
besos de consuelo
 
ya hemos hecho callo...
 
Llorar está bien, consuela. Pero no es nada práctico, hay otras maneras de combatir la impotencia, pueden parecer inútiles, pero hay que confiar en su fruto.
Denunciar, asociarse, manifestarse, colaborar, gritar y en tu caso, Coco, escribir. No dejes de escribir tu ira, tu rabia, tu pena, para que no se convierta en odio y te sea, nos sea, de utilidad.
 
Llorar demuestr que no eres indifernte a la injusticia
 
mi querido coco,
siento mucho lo que estas sufriendo. que hacer? hablar, preguntar, exigir, votar, gritar, ser parte de las manifestaciones, etc.
no importa el pais, la politica es la misma : (

un fuerte y caluroso abrazo de tu otro coco ; )

cuidate!
bendiciones.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]