miércoles, junio 21

 
Tengo una compañera de trabajo que nada más nacer decidió suicidarse, dice que se lió el cordón umbilical al cuello con tanta mala leche que la dieron por clínicamente muerta. Ahora parece que está viva y coleando, y lleva así bastantes años. Entre sus grandes cualidades cabría destacar que es persona lúcida, inquieta, viste tejanos que siempre le quedan por debajo del tanga; luce sonrisa sandía a días y mueca puente a otros; es algo disléxica pero se le perdona porque la pobre hace doscientas cosas a la vez y mira con interés cuando la interrumpes. Hoy parecía algo resacosa, como a punto de enviarlo todo a la mierda. Me ha dicho que, a veces por las mañanas en el tren, se le retrasa el reloj: ella va tan tranquila, leyendo el periódico y de pronto se pasa de estación. Y yo me pregunto qué le habrá ocurrido en el espacio de tiempo que va desde que abre el periódico hasta que descubre que se pasa de estación. ¿Se habrá enamorado?. ¿Se la habrán follado?. Creo que nadie lo sabe, ni ella misma. Porque cada vez estoy más convencido de que su misión en la vida es la de disparar misterios, como quien dispara miradas. Cuando sale a la calle es feliz, parece que rebosa resplandores por las orejas, hasta que el aire a su alrededor cruje, como si fuera a explotar. En cambio, cuando es infeliz, decide que va a dedicar su vida al sagrado sacramento del matrimonio. Y que se casa, oye, que se casa, tú. El 30 me ha dicho. Hoy tenía frío, mal cuerpo, y la cabeza indispuesta, y espero que nunca lea esto o se va a cabrear tanto conmigo que nadie va a poder defenderme. Ni ella misma.
Estaba escuchando esta canción y he pensado que hace mucho, demasiado, que vivo en un pensamiento de 50 metros cuadrados, inmoderadamente inmoderado, y me estoy empezando a rayar.
Quiero un amor que cubra con teja de caños esta herida abierta,
un amor compadre y jaranero,
que me abra los ojos y cierre para siempre aquella puerta.
Si te vienes conmigo,
si te vienes conmigo pararemos a la vera del camino,
para ver los árboles vestirse de hojas.
Si te vienes conmigo,
volaremos confundidos entre jilgueros y rosas.
Quiero un amor que cubra con teja de cañón esta descubierta,
un amor perdido y dominguero,
que me abra los ojos y cierre para siempre aquella puerta.
Si te vienes conmigo,
si te vienes conmigo pararemos a la vera del camino,
para ver los árboles vestirse de hojas.
Si te vienes conmigo,
volaremos confundidos entre jilgueros y rosas.
Si te vienes conmigo,
si te vienes conmigo partiremos sin destino hacia algún lugar perdido,
seremos acratas de bajo consumo.
Devoradores de libros de bolsillo,
literalmente, la rosca desgastada del beso de tornillo.
Instalados en un tiempo variable, por hablar, no hablaremos más.
Viviremos pletóricos en cincuenta metros cuadrados,
hipotecados o realquilados.
O mejor,
saltando,
el que pudiendo quisiera,
en zig-zag.
Inmoderados o moderados,
o inmoderadamente moderados.
O moderadamente inmoderados,
o inmoderadamente inmoderados.

Comentarios:
si escribieran algo asi de mi no tendrian que defenderse..
tienes una manera especial de ver a las personas.
muy agradable.

besitos..
 
Besitos, princesa.
 
Si lo lee algún día le gustará saber que le inspiraste para escribir...

ahora que un poco "portera" si que eres..
 
jajajajjajajaja
 
Me encanto.
Chuikk!
 
Manolo es un poeta, sus palabras siempre te llevan a la reflexión... Tu compañera parece graciosa, sobre todo por lo del tanga...
Un beso.
 
Si lo lee algún día le halagará saber que alguien la miró de una forma tan especial.
 
Este post sí que reluce por las orejas. Cuando te pones eres más jugoso que la sandía.
Besos
 
Hola Coco,
si soy yo, tu otro coco ;)
Paso a saludarte y a desearte una muy bonita semana... es que yo ya estoy de vacaciones! : )

Oye, asi que vas a la boda de tu colega?

Un fuerte y caluroso abrazo.
Bendiciones.
 
"Si te vienes conmigo,
si te vienes conmigo partiremos sin destino hacia algún lugar perdido,
seremos acratas de bajo consumo.
Devoradores de libros de bolsillo,
literalmente, la rosca desgastada del beso de tornillo.
Instalados en un tiempo variable, por hablar, no hablaremos más. "


Disculpe que reproduzca parte del texto pero es insuperable. A sus pies.

Bicos e apertas inmoderadamente inmoderados.
 
"O mejor,
saltando,
el que pudiendo quisiera,
en zig-zag.
Inmoderados o moderados,
o inmoderadamente moderados.
O moderadamente inmoderados,
o inmoderadamente inmoderados." me está dando mucha rabia, pq esto es de una canción que lo canta una chica de fondo y no se cuál!!!
 
xD vale ya está, toda la canción era de manolo que lo he buscao en guguel XD q manca besos
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]