viernes, mayo 19

 
Hará cosa de un mes, decidí volver a ponerme la polla. Y la verdad es que, desde que la llevo, sólo pienso con ella y entiendo muchas cosas.

Comentarios:
Desde luego coco, que tus posts de viernes y lunes son excepcionales...jajajaja
 
¿dónde la habías dejado?
 
La dejó en el cajón de su mesilla, quidiuris.

Y Coco, ahora mucho cuidado con tu jefe...
 
¿Con ella, ó en ella?
 
Con ella.
 
A ver, di una, venga chulito, a ver si es verdad que comprendes mejor desde ahí.
 
qué razón tienes, coco...
 
Es normal, los gratos reencuentros son así.

Bicos e apertas a distancia de seguridad pa que no me des en un ojo ;P
 
¿Tienes una para mí? A ver si yo empiezo también a comprender.
 
Si quieres te presto la mia. Pero promete no chuparla, vaya a ser que le salgan ronchas.
 
Lo prometo.
 
Vale. Pero lo que quería escribir antes era: "vaya a ser que te salgan ronchas". El parkinson.
 
voy a ver si resulta...igual....

gracias por la idea
 
Cosigue una de repuesto por si se te vuelve a perder y dejas de pensar
 
¡Joder, Coco! Si amenazas con éso, ni siquiera la miro.
Estoy ya de ronchas hasta... Tú ya sabes.
 
Y sin chupar, que es lo peor.
 
Aceptaremos pulpo -que sé que te pone de los nervios-.
 
A la gallega no. :p
 
No es por eso. Es porque llevas los calcetines planchados, que amplian los horizontes mentales y abrigan.

¿La primavera?
 
Bienvenida. Te sienta bien viajar.
 
Cuando uno pierde la polla... se la ha de buscar en los bolsillos... en el izquierdo.... en el derecho... eso varia un poco- un abrazo sol!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]