miércoles, marzo 1

 
Pongo a contra luz algunas fotos y se convierten en vertederos de amor, en contenedores de cariño; y de repente caigo como un alud, me avalancho sobre mí; me desprendo del alma, que últimamente sólo sirve para molestar y me enamoro de todo lo que tuve y nunca dejé brillar. Convierto las muecas y los aspavientos en instantes de labios mullidos. Y no sabes qué daría yo por estar contigo, por ver amanecer hablando. Bailando. O mirándote a los ojos. O follando. O en silencio. Pero juntos; no revueltos. Y como la luna; solo; busco en las estrellas alguna que brille tan poco como yo. Adoro las malas compañias, son las mejores; aunque, como todo, depende de sus malas (buenas) intenciones.
Algunas noches, como hoy, necesito buscar un lugar en tu espalda, un rincón donde morir. Un colchón sobre el que saltar para dormir sin descansar. Una carcajada que rompa la noche, el frio y el viento; una pena que me quepa en el bolsillo; o que me caiga encima y me rompa, pero sin hacer ruido. Que no conoces tú a mis vecinos.
Y recordar que una vez tropecé, pero no fue con los pies. Que fue mi boca la que mordió la tuya y ya no supo vivir en ayunas, ni morir por otro pez ni aullarle a otra luna. Y que me enamoré del color de tu letra, de los encajes de tu ropa; del interior de tu alma. Y aquí sigo pegado a ti, con velcro. Entre mi oscuridad, tu espalda y nuestro vértigo.

Comentarios:
Y seguro que alguna estrella brillará esta noche por tí...pero no será tenue su brillo, si es igual al tuyo.
Besitos, Coco, que tengas hoy paz de espíritu. Muac.
 
Pues te digo que sentir cosas así es sentir que se anima la vida y que sonríe el alma.
Luego está la otra cuestión, la custión del sexo...
 
Todo lo desató unas fotos? Un día me ensenyas el álbum

Adivina, ninyo: Buenas noches, dulces suenyos. :-) Como ayer, como manyana.
 
Despiertáme cuando haga frío en tu café, delúmbrame, me vistes en mi desnudez...

Y me escondo, y me encuentro, y no te busco pero sigues aqui. Y las estrellas te pintan las sonrisas para que queden en la eternidad de esta habitación.

Besitoss, coco, muy buenos días...
 
Buenas noches Gacela. Dulces sueños.
Buenos días Paulita. Feliz miércoles.
 
fotografiar almas, congelar momentos, sentir la nostalgia punzada justo aqui... en medio del pecho... y sentir como algo que ni siquiera viste se te escapo entre los dedos... como si la vida a veces fuera agua.
Besazo
 
Siempre me dejas sin palabras.
Besazo.
 
Si algún día alguien me escribe algo parecido a tu post, le juro amor eterno.
 
Y si te digo que era para ti?
 
Como lo cuentas, el amor no parece esa cosa que desgarra y duele...


Bicos e apertas de una mala compañía.
 
Pues ya sabes lo que te espera.
 
Ya sabes que el amor eterno dura tres meses...
 
... o incluso tres semanas.
 
O tres minutos, si eres enamorador precoz...
 
Cuando se escribe con el alma, la tinta sobra.
Bravo buen post.
 
mmmmm....estos señores tan poéticos son los más peligrosos entre las sábanas...

seguro que sí..
 
hola coco
he caido en tu blog por casualidad y me encantas tu palabras... besos desde suiza :-)
 
hola coco, he caido por tu blog de pura casulidad y me he encantado lo que he leido hasta ahora. besos desde suiza ...
 
Me ha gustado como has envuelto esa fuente de inspiración que, a veces, también es la mía...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]