martes, enero 17

 
Voy en metro, camino del trabajo, y me doy cuenta de que he perdido las orejas; igual me las he dejado en casa, espero que no fuera sobre el poyo de la cocina, que mi suegra lo aprovecha todo para hacer croquetas. No sé, no me acuerdo dónde las ví por última vez, llevo un despiste encima. El problema es que ahora las gafas me bailan sobre la nariz y tengo que sujetarlas con las dos manos, de manera que cada vez que esto frena, me estampo contra una señora con cara de bulldog. Al principio me observaba con expresión divertida, como si le diera lástima, pero desde hace unos quince trompazos me está dirigiendo miradas asesinas y empezando a babear, como con rabia contenida. De repente se ha puesto a chillar, a decir que le estoy pisando los juanetes y que si no me da vergüenza salir con esta pinta a la calle, que está todo lleno de niños que van al colegio y vaya un ejemplo voy dando yo, por ahí sin orejas, que qué tengo yo en contra de que la juventud lleve pendientes; y ya totalmente fuera de sí, grita para que me agarre al pasamanos y deje de sujetarme las gafas, mientras suelta maldiciones que sonrojarían al más iracundo de los bucaneros. Al final me pone tan nervioso que me arranco la nariz y le tapono la boca. Ahora gesticula mucho, haciendo aspavientos con las manos, pero no se la oye gritar. Lo que más me preocupa de todo esto es que en cuanto llegue al trabajo voy a tener que utilizar tres chinchetas para sujetarme las gafas y no sé si a mi jefe le parecerá un uso adecuado del material de oficina. Igual mejor me las pego con loctite, que se notará menos; o me tatúo un Carlos Jesús en la frente, y me las hago levitar.

Comentarios:
Estos relatos tan subrealistas que te marcas son la caña tiu! Me encantan.
Y el caso es que hay cosas reales que pasan que me hacen sentir como si hubiera pasado lo mismo que cuentas aquí.

Besets!
 
Guapa!
 
Oye, ahora en serio, ¿tú no habrás visto mis orejas?
 
Coco, necesito decirte algo, porque creo que se me olvidó avisarte.
Me cambié de blog :)

Por cierto, si te comes las croquetas a lo mejor puedes oir tu propio estómago... sería divertido...
 
jajaja.
Gracias por decirlo, menos mal, porque ya pensaba que te habías caido en el acuario del cuarto de tu hermano y te estaban alimentando a base de copos de colores.
Actualizo el link.
 
¿No estarán en el mismo cajón donde te dejaste (o dejas) una "cosita" hace un tiempo y que casi te la tragas?
 
... pues ahora que lo dices...
 
Ummmh, no , no las he visto, pero has hecho bien en preguntar , por que podría haberlas visto...
Un saludo.
 
El próximo día que te tropieces con esa señora con cara de bulldog dile que el martes fueron las orejas, pero que hace unos días fue otra cosa que seguro le hubiera encantado encontrar en el cajón de su mesilla.
¡¡Cada día pierdes algo nuevo, Coco!!
 
¡Qué suerte!
Ya no podrás oir lo que no quieres, podrás componer a lo Beethoven y pintar a lo Goya.
Te podrán gritar que eres gordo como una tapia (jeje, aprovecho que no me oye, dirán) y tú sonreir y pensar que tienes que aumentar la quema de calorías, y de paso acordarte de sus difuntos y poner la excusa que lo habías entendido mal.
Podrás escuchar mejor a tu alma sin ruidos de fuera y sonreirle a tu yo perdido, después de tanto tiempo sin escucharle...
En fin que bien mirado, me voy a ver si pillo al barbero cegato del barrio, a ver si procede como a tí.
 
¿De qué cantidad estamos hablando? Ya sabes, como recompensa por encontrarlas XDD

¡Besos!
 
Yo pago en especias.
 
Yo no es que te desee mala suerte, ni muchísimo menos, pero, por si esas cosas de la vida...hazte una pruebecita de lepra,¿eh?

De todas maneras no sé del paradero de tus orejas, pero mis dos ojos están en tu blog.

¡Besis!
 
Tus ojos en mi blog, y resulta que soy yo quien tiene lepra. Hombrepordios...
 
jaja.
ok.
...Touché.
 
Besis, cielo.
 
Casquería del mercado de la boquería...¡Princesa...pero qué criadillas tengo..orejas, morro, callos, cabezas de cordero, trompas de elefante, cuellos de jirafa..oiga..no se lo pierda¡¡¡

Pero el corazón guardarlo, que vale su peso en oro.

Salu2
 
Por cierto...siempre os queda Molokay.
 
tengo una duda, sin orejas la oias gritar?? pues menudo oido tienes..
otra.. surrealista un rato.. eh!!
igual te quiero.
besos..
y buenas noches ya de una vez hombreporfavorqueluegodicesquetienesinsomnio!!!!!
 
A ver si también las tiene la mujer tirita...
 
Hay días que te levantas sembraíto!
Xie xie por las risas!
 
¿Qué línea de metro coges tú? Me encantaría ver esa nariz dentro de la boca de la señora. Muchas veces en el metro me dan ganas de eso y de mucho más.
Te mandaría un beso vía subterránea si supiera que lo recoges.
 
yo voto por el Calo jezú en la frente y las gafas levitando!!!! Evidia y gorda me paso, el metro de aqui, es mucho menos divertido, jejejeje.
 
has oido hablar del blutac? mortal nene e indoloro no como las chinchetas.. en serio buenisimo hacia dias que no te cogia la vena ingeniosa. QUe... bueno ando sin saldo..via mail mas mejor! besazo

lokura
 
Es lo que tiene ser despistado... te vas dejando "todo" por ahí.

Gracias por alegrarme el día.

Bicos e apertas. Slesnor
 
hola soy un fanatico del grupo los felicitos pr sus exitos, una pregunta donde estan vendiendo su ultima producción, quiero saber.
Soy un cuidadano de Arequipa pero ahora estoy resisdiendo en España aver si me respondes ps
dejo mi correo por sis las dudas
juan_mmg19@hotmail.com
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]