viernes, enero 27

 
Binario.
Cuando era pequeño no entendía el concepto "edad". Este mundo era binario y en él existían sólo niños o mayores. Y no importaban realmente los años que nadie tuviera; había personas con espíritu joven y otras que lo tenían viejo, pasado de moda, que carecían de sentido del humor y de ganas de pasarlo bien; gente que parecía llevar siempre los bolsillos llenos de caramelos amargos. Que iban subidos a trenes con horarios estrictos, que arrastraban los pies metiendo prisa para todo, incluso en vacaciones. Se me antojaban cansados de vivir, de vuelta de todo, como precipitándose sin remedio por un tobogán hecho con sus propias decepciones; con la tristeza de quien se preocupa por las cosas que carecen de importancia pero obvía las fundamentales. Estaba convencido de que a mí nunca me pasaría. Hasta que un día desperté y ya no ví a un niño al otro lado del espejo. Por suerte, a veces, este mundo binario nos sorprende colocándose patas arriba, y te regala una acera nevada, una guerra de bolas y unas carcajadas que ya daba por perdidas.

Comentarios:
coco.. un mundo binario en el que algunos no dejamos de ser niños.. te incluyo.. pero en el que la sociedad nos obliga a ponernos mascaras de ancianos para no desentonar..
aun asi, te reconozco, detras de esas arrugas ficticias y de tu puñado de caramelos amargos..

besos besos...
 
Besos, princesa Noe.
 
Feliz fin de semana de vuelta a la niñez, Coco.
 
Cuidado con los resbalones, raaasssss.
Buen finde, besito.
 
¿Y no es la madurez reconocimiento y nostalgia de la niñez perdida?
 
Pero CoCooooo ¿cuándo has crecido, cuándo lo hemos hecho y no nos hemos enterado?

Te dije que me avisaras cuando, por fin, nos hiciéramos mayores... ¡¡y no lo has hecho!!

BesoS, esperando ver caer los anunciados copos de nieve.
 
Si te cae una bola por la izquierda, soy yo, desde San Cugat.
Saludos gamberros.
 
Me encantan este tipo de gamberradas.
 
yo no me he hecho mayor, sólo viejo ;)
Cómo no te voy a avisar si eres la tesorera del club...
 
Preciosa definición, ornitorrinc.
También es verdad que la madurez, como a las frutas, hace que te caigas del árbol...
 
Recuerdo que una noche, hace unos años, abrí desnuda las puertas del balcón mientras nevaba. No sentí frío.
 
Otro día avisa y te esperaré aferrado con los dientes a la baranda.
Susto!
 
Esperemos que nieve...
 
fale, yo ya eftoy afí, cofido a la farandilla con lof dientef... fate prifa, que hafe frio, foño.
 
Es el "retonno" querido coco. Y yo también "retonno" y te devuelvo la herramienta, que luego mira lo que pasa hombrecoñoya!!
 
Gracias Tiri, que las carga el diablo.
 
Por suerte, los mundos binarios de todo o nada, se suavizan y se alegran con las batallas de bolas de nieve que te vas a marcar con tus niños.

No te resfríes y gánales.

Aquí, aún no hay nieve, a lo mejor el hombre del tiempo acierta y mañana, guerra de bolas (Cha, channn)
 
Yo todavía ando preguntándome cuándo se ha dado todo la vuelta, cuándo he dejado de entender a los niños, cuándo he empezado a ser un pasajero más con cara de vinagre en los trenes.

Pero siempre nos quedarán las guerras de nieve, o de arena. :-)
 
Coco, amigo, suéltate, que me angustias... Si nieva y abro el balcón, te aviso.
 
Vaya, acabo de descubrir que soy binaria con mala suerte...

¿Porqué todo el mundo habla de la nieve?? buaaa...
 
Ya ves, flu, la nieve es la única alegria que nos queda.
 
O las guerras de arena, como dice bere.
 
Espero tu aviso, amiga.
 
si quieres te llevo nieve envuelta en una manta, me sentiré harrison ford ;)
Cuidate mox.
 
A todo esto... ¿Por qué es tan difícil encontrar un lugar donde descansar los huesos en Barcelona? ¿Por qué todo es tan pequeño, sórdido, sucio o caro? Gano poco, pero se supone que trabajo lo suficiente como para tener derecho a una vivienda "decente". Ay, cuánta nieve trae este invierno.
 
Barcelona está imposible, yo desistí y vivo en las afueras, con los pobres. Es menos bonito, pero más cálido.
 
Nene, escribe ya un nuevo post, hombre!
 
¡Cómo te echaba de menos! a ver si ahora ya tengo algo más de tiempo y paso más a menudo. Me he hartado de reir con tus cosas, siempre,siempre, me tocas el corazón. Y tú nunca, jamás, serás un viejo.
Un beso.
Des.
 
Yo sí que te echaba de menos.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]