lunes, diciembre 19

 
A veces nos cosemos la boca con agujas de ojo invisible y con hilos transparentes, así nos seguramos de no abrirla cuando no debemos; duele, pero mucho menos que las muecas rotas de los que queremos.
Y las palabras se convierten en silencios. En instantes de efímera calma. En pellizos que vuelven más tonta y más necia al alma; en inyecciones que anestesian los sentidos.
El amor, a veces, amordaza, secuestra y no pide rescate.

Comentarios:
¡A mí me lo vas a contar!
 
A tí te voy a besar.
 
¿Alguien pagaría ese rescate?
Para no saber la respuesta prefiero no preguntar ni responder, mejor guardar silencio con los labios cosidos.

Besos
 
Guapa!
 
Yo pago, pago lo que sea para tenerlo siempre, para que nunca me falte...¿Se puede pagar en especie?
 
Es la única forma de pago aceptada...
 
¡A mí me lo vas a besar!
 
A tí te voy a contar... hasta tres.
:)
Besito.
 
pues si que estamos buenos tú y yo... (Cita de los Blues brothers una noche de concierto)
 
cuando el amor deja de ser dulce .... aayyyys!! Como duele lesches!!! Besitos coco.
 
ya te digo, lo mejor en esos casos es quererse con locura. sin límites vamos, y lo mismo tb te decepciona oye pero que te quiten lo bailaó..jjajajaja
miles de besitos dulces de los que no se vuelven salados. ( prometido) muazzzz
 
Gràcies, coco. Ets únic. Ets l´única persona al món que endevina quan em fa mal el cor. I ara me´n fa tant... Petons.
 
quid pro cuo. Petons, amor.
 
Que nos quiten lo bailao ¿prometido?
Pon el morrito aquí:
MMMUUUUUUUUUUUUUAAAAAAAAAZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
 
Besitos, croqueta rubia. Te echo de menos.
 
Segunda estrella a la derecha, rumbo hacia el mañana (cita de Star Trek).
 
Las cosas del alma, cuando se rompen, a veces lo hacen sin darnos cuenta. Simplemente sucede, y cuando quieres volver atrás la vista para preguntar por qué, ni siquiera puedes contestar. La costumbre de la rutina lo ha hecho por tí.
Y cuando se quiere hasta doler se escribe esto:
De día,
Con los rayos del sol jugando a exprimir naranjas en mis pupilas,
A veces pienso que te he soñado,
Que sólo estás en mi imaginación,
Y que cada noche, el deseo y la nostalgia se mezclan en un peligroso combinado de pasión que sabe a tí
A tu serena letra
A ese íntimo mundo de sueños que una vez creamos juntos, tomados de la mano.
Y uno se pregunta cómo ha podido vivir toda una vida sin tí.
Y no exoste respuesta.
Sólo tú.
Esa mirada de duende...
Esos labios de besar para siempre...
Y me pregunto si despertar de tí, dolerá al alma, desgarrará sueños y arañará la espalda.
Esto es tuyo y me lo prestaste. No sé por qué el post que has escrito me lo ha recordado. Tal vez te venga bien.
Un saludo
 
Guapo! eres un sol.
Anda, pásame los kleenex.
 
¿Y con unas tiritas de andar por casa no vale?
 
Si me las pones tú...
 
Prueba de respirar muy hondo muy hondo. Verás como las agujas se rompen, los hilos se deshacen y el alma se ensancha, crece y resucita.
 
¿Me enseñas a respirar?
 
"El amor, a veces, amordaza, secuestra y no pide rescate."

Como tu blog.

Y yo padezco el síndrome de Estocolmo... y que no me cure nadie!

ks
 
Y si además las palabras sedimentan dentro... entonces ya no parece haber salida.

Yo tengo la lengua rota de mordérmela...
 
Yo, menos un piso, te pongo lo que quieras.
 
SIEMPRE hacen más daño las palabras que no decimos y el otro presupone (erróneamente)...

por hablar que no quede, aunque sea con la boca cosida...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]