viernes, diciembre 2

 
Si esto es un momento...(IV)
Hoy he quedado con Ramón a la hora de comer. Necesitaba un poco de calma chicha, así que para evitar lios, he pensado que lo mejor era mantenernos alejados de cualquier cosa que se pareciera a unos grandes almacenes. Conozco un bar cutre donde hacen unos bocatas estupendos y no me ha costado mucho convencerlo. Nos hemos encontrado en un parking que está cerca, a unos diez minutos andando. Ha sido puntual, contra todo pronóstico; parece que su nueva novia está consiguiendo lo que no hicieron las collejas de su padre.
- Rullé ¡qué pacha neng!
- PordiosRamón, que pareces tonto hablando así. Y es Rushé, no rullé.
- Vayaaaa, como estamos hoy... ¿qué pasa, que vas mal follado últimamente?
- Peroquétontoerespordios.
- Si andas en época de sequía, me lo puedes contar, que para eso están los amigos.
- Sequía la de tu cerebro... y a este paso, lo que te voy a contar son los piños en el suelo, chaval.
- Rullé, hay días que no te aguanto.
- Yo hubo un día que lo conseguí.

Justo en la acera de enfrente, una morenaza-traje-chaqueta, golpeaba impaciente la acera con el tacón, y hacía rebotar, al mismo ritmo, un bolígrafo sobre unos labios modelo airbag. Intentaba sin éxito que alguien se detuviera, parecía querer vender algo.

- Rullé, mira qué bombón.
- Ramón, tira por aquí, que te veo venir.
- Venga, hombre, si será un momento.
- Pordiosunmomento, quesiempremehacesigual...

Y ahí va Ramón, cruzando la calle sin mirar, con sonrisa profident y las manos en los bolsillos. Y pasó lo que tenía que pasar: el autobús derrapando para no hacer croquetas de payaso cuarentón. Y estoy convencido de que ni ha oido los "mecagondiosquemelocomo" del autobusero. Él iba a lo que iba.
Ella: Hola, ¿teneis un minuto para una encuesta?
Ramón: Sí; si me lo cambias por una de tus sonrisas...
Yo, cerrando un ojo: (creo que voy a vomitar)
La chica, sonriendo: trabajo para la empresa (...) y estamos realizando un estudio demográfico que intenta correlacionar el nivel de actividad sexual de la población española con su rango de edad.
Ramón, sin haberse enterado de un pimiento, con la mirada del bacalao desalao: ¡Qué interesante!
Yo, cerrando los dos ojos: (definitivamente, vomito).
La chica: ¿os importaría contestar a unas preguntas?
Yo, tirando de la manga de Ramón: verás, es que tenemos un poco de prisa, mejor otro día.
Ramón, deshaciéndose de mi abrazo tenaza: pregunta, pregunta.
La chica: ¿podríais decirme vuestra edad?
Yo: 41
Ramón: 37 y unos meses
Yo, mirándole a la cara, matizando: Sí, exactamente son 48 meses, Ramón, si tienes mi edad.
Ramón, con cara de freddie krugger: tú cada día estás peor de la memoria, chaval.
Ella: Y podríais decirme con qué regularidad manteneis relaciones sexuales.
Yo: ¿entre nosotros?
Ramón, con cara de Anakin Skywalker cayendo al rio de lava: ¡Rullé!
Ella: bueno, con quien sea, para la encuesta no importa...
Ramón: Pues unas dos o tres veces.
Ella: ¿por semana, al mes...?
Ramón: No, al día.
Ella, sin dejar de mirar a Ramón con ojos-de-plato-estilo-cocina-francesa-de-diseño, pero girando la cara lentamente hacia mí: Vaya... ¿y tú?
Yo: Pues también, unas dos o tres veces.
Ella, mirándome con un ojo cerrado y mueca excéptica-vaya-un-listo: Qué... ¿también al día?
Yo: No, al año... lo hago para compensar a capullos como este y que luego salgan las estadísticas.

Comentarios:
jajajajajaja...

pobre coco, ramon cada dia se mete en mas lios..
que gracioso..

oye, he puesto tu e-mail en mis contactos.. pero si te molesta avisa, que lo quito sin problemas..

un besote, guapeton
 
Qué payasos son los cuarentones cuando les ponen una hembra a tiro...
 
jajajaja, pobre Ramón, por fantasmas como él no hay quien saque una estadística fiable y creíble. Pero es un tío salao... como tú.

Muchos besos
 
ja! ja! ja! : )

Las aventuras de Ramón...
se parecen a las aventuras de un amigo de mi esposo. Este amigo se llama "Jaime"!

Un fuerte y caluroso abrazo.
Cuidate!
 
Eres más bueno que el panbimbo. Mira que mentir para que a la chica le salga la encuesta más o menos fiable. Porque mentiste, no...?
 
Yo no suelo mentir.
 
Caramba, coco. Actuakmente, estoy todavía en el club de las tres. Pero mi estadística puede descompensar a la de Ramón peligrosamente porque creo que este año, como no haya celebraciones en Navidad, voy a ingresasr en el club de las dos
 
jajajaj no dire más, muy bueno...
 
Este Ramón es un caso.
¿¿Y al final coló la morena o acabasteis de copas con el autobusero??
 
Oye..¿y si Ramón no mentía? El que jodiste la estadística fuiste tú.....
(muy bueno...no obstante)
 
que mentirosa es la gente
 
¡Encantada de haber dado contigo! Me he reído un rato.
Tiran más 2 tetas que 2 carretas.
 
Muy interesante y muy entretenido,bien,bien,bien,
 
¡Je je je...!
¡Me arrancaste una buena sonrisa, con apetito!
Un saludo.
 
Que risa!! Y luego nos hacen creer en las estadísticas....
Besos
 
Me encantan tus historias, coco... lo de la cara de Anakin cayendo a la lava me ha impactado!!! Besos
 
¡¡¡¡Jajajajajajajajaj!!!! ¡qué falta me hacía entrar a leerte.
Un beso.
Des.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]