domingo, octubre 9

 
parte de tí
La semana pasada, al vestirme, me sorprendió que se me cayeran los zapatos, que los calcetines tuvieran el tamaño de medias y que la camisa me llegara casi a los tobillos. Hoy he tenido que prender con imperdibles el dobladillo de lo que este verano eran shorts, casi me los pisaba. Si sigo menguando a este ritmo, pronto seré un punto en un cuento, una arruga en una cuartilla o una lágrima en el pétalo de una flor. Las gotas de rocio encierran universos completos, igual que las gotas de sudor guardan amantes enteros y las gotas de amor cobijan esperanzas, desengaños, roturas de alma y cajas de ibuprofeno.
Ahora mismo tengo que ir saltando sobre el teclado para escribir este post. YaaaaaahhH, toma qué salto, de la A a la P. El monitor del PC se ha convertido en una pantalla de cine gigante, y las letras tienen el tamaño de secuoyas centenarias.
Cada vez me cuesta más escribir, cada vez me cansa más saltar y vivir.
Ahora sólo espero convertirme pronto en molécula y mezclarme con el aire que te rodea, que tú me aspires, me hagas tuyo, que me metabolices; jugaré con las mitocondrias de tus células más escondidas y oscuras; me lanzaré por un tobogán de arterias y levantaré los brazos para acariciar el interior de tu corazón; me deslizaré entre el epitelio de tu piel y, finalmente, seré la gota de sudor que escapará por tu empeine; esa que el aire caliente que te envuelve empujará fuertemente hacia arriba, como un globo, y así, me enroscaré por tu tobillo, acariciaré la convexidad de tu rodilla, me aferraré con los dientes a tu ombligo, y me lanzaré por tu cuello hacia tu cielo, hacia el sol. Y, así, me mezclaré de nuevo con el aire que te rodea sólo para dejarme absorver otra vez por tí.

Comentarios:
Me pones en un aprieto, ahora tendré que poner cuidado en no matar bacterias en mis abluciones no vayas a ser tú... Tengo aquí la bomba de la bici ¿no se te puede infñar?
 
me gusto.

besos
 
Voy a respirar con detalle todo lo que vea no sea que estés cerca y te me pases de largo ;)

Es una delicia leerte coco, de verdad...
 
Deberías dejarte crecer alas. Los pequeñitos, los que realmente somos pequeñitos, vemos las cosas tan grandes que nos sentimos alados para poder admirarlas en su plenitud.
No somos enanos. Somos distintos: cada vez mas pulgas, cada vez más amebas, cada vez más virus, cada vez mas átomos, cada vez mas protones...
 
Sal de ahí! Sal de ahí!
Que me acaba de dar un arranque de timidez, de saber que me vas a conocer por dentro...
Un bechito fuerte, atomín...
 
Yo también me siento cada día más pequeña y muy cansada, me canso de intentar no menguar cada día, y fracasar estrepitósamente.
En fin, te diría que nos veríamos, pero al paso que vamos ni con microscopio, a lo mejor en el laboratorio de nanotecnología.
Besos Coco ¡¡somos grandes!!
 
¿Eso eran las cosquillas que sentí hace un momento? menos mal que, creyendo que era una pulga, no le di un manotazo...¡ay! cuidado, por ahí no, Coco, por ahí no... que me pierdo.
 
En esa pantalla gigante que parece un cine y que no es otra que la de tu ordenador; y gracias a esas teclas por las que te mueves a zancadas, nos vas dejando cada día pequeños detalles. De buen gusto, de humanidad, de sutileza, de nostalgia, de simpatía, de buen humor, de ingenio... Gracias.
 
Polvo serás, mas polvo enamorado, :-)
 
Hermoso y fascinante. Como siempre.
Hormiguita :-)
 
hola coco,
soy coco...
saludos!

cuidate.
 
¡¡ Que precioso deseo coco ¡¡

Un beso grande. Grande.
 
Ven pa'ca mozo, que te esnifo a ver si me solucionas mis problemas con mis toses.
 
vaya poeta estás hecho...
¿para cuando algo erótico?

vengaaaa regalamelo, pronto será mi cumpleaños!
 
Díme cuándo es tu cumple ... ;)
 
¿Erótico? no, por favor, ¿qué quieres? ¿que la gente se eche a la calle a entregarse al fornicio? ¿dudas de que sería capaz de causar ese efecto?
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]