martes, octubre 4

 
Me he dejado un post-it en la nevera que reza:
No rompas las cartas de amor, ni elimines los mensajes escritos por amantes locos, tiernos, febriles, solitarios, díscolos, promíscuos, efímeros, tontos; no destruyas sus retratos, con ellos van la creciente luna de sus sonrisas, el recuerdo de tórridas tormentas de verano, el roce y el sabor del sudor de un cuerpo extraño; no te deshagas de los presentes que te hicieron desde lo más profundo del corazón.
Porque, a pesar de que hoy veas el mundo a través del cristal gris de la decepción; aunque el desengaño ocupe cada rincón de tu presente; y la desesperanza vuelva a ser esa extraña conocida, ese caramelo agrio que se adhiere con rabia al paladar, no permitiendo que nada -ni nadie- más se abra paso y te alimente; llegará un día en que todo aquello que hoy llena el espacio vacío que los amores perdidos dejaron en tu alma se esfumará, desapareciendo de tu aire para siempre. Así, los amigos morirán; la familia te olvidará entre formol, sábanas desgastadas con olor a lejía y píldoras con sabor a alcamfor, de esas que prolongan la vida entumeciendo la razón; la literatura te aburrirá, el arte se tornará incomprensible, las aventuras y el sexo serán sólo un fatuo recuerdo; la esperanza huirá definitivamente y, con ella, los colores de los sueños y el embrujo de la luna llena.
Ese día, las cartas, los mensajes, los recuerdos y los presentes de amor; se convertirán en tus amigos, tu familia, tu literatura, tu arte, tus aventuras, tu sexo, tu alegría, tus colores, tus sueños, tu embrujo y tu luna llena.

Resumiendo: que si crees que estás jodido, piensa que lo peor aún está por llegar. Así que, folla cuanto puedas y no te desprendas de ningún recuerdo. Ah, y si te da por inmortalizar algún instante de locura, luego no lo destruyas, pero tampoco lo publiques en internet. O si lo haces, que no se te olvide poner la tirilla negra en los ojos con el photoshop. Que hasta la vejez aún te queda un poco, y nunca se sabe qué web perdida saldrá mañana, a todo color y primera plana, en las Crónicas Marcianas.
De nada.

Comentarios:
siempre impactante, no cambies, por favor y sigue guiándonos, aun muerto ¿esto es una psicoblogía?
 
Para-psicoblogía, matizando.
 
La verdad es que últimamente te leo un poco melancólico... De todas formas, no borres nunca nada. Ni quites los post-its de la nevera. Algún día quizá necesites lo que escribiste en ellos. No restes, suma.
 
un post-it con sabor amargo.

besitos dulces
 
¿Piensas que no debes olvidar los recuerdos para saber lo que te queda conseguir de la vida?
 
Pienso en que llegará un momento en que los recuerdos, en lugar de joder, harán compañía. Igual es una versión cutre del síndrome de estocolmo, o que llega un momento en que es lo único que te queda.
 
A quién echas de menos, mi niño?
 
a tí.
 
Estamos de acuerdo. Guardo hasta las servilletas guarreadas donde alguna vez escribió -Hola.

Un beso con dolor de garganta.
 
Guarda, guarda, y guarda, para recordar que un día disfrutaste...
Qué triste tenemos a Coco últimamente!
Ahí va un besito para recordar, y para animar el alma!!!
Muak
 
Me he puesto una pancarta en el espejo que dice: “olvida, olvida, olvida… intenta sólo quedarte con lo bueno, que lo hubo y olvida la decepción, el desamor, el desencanto, la tristeza, convierte los recuerdos en desmemoria y hazte la despistada…”.
Besos despistados, Coquete
 
Guardar para recuperar, para recuperarse. Encontrar en la memoria lo que nos salve y decorarlo al gusto para poder añorarlo. Igual nunca fue tan bueno pero eso es cosa nuestra.
 
Y luego dicen que soy una trastera, incapaz de deshacerme de los recuerdos, de las cartas, de las fotos, de los pequeños detalles. Los guardo en cajas en mi armario y en mi corazón. No me gusta dar la espalda a ningún recuerdo de mi vida, lo que un día fue importante no deja de tener valor porque las cosas al final no salieran bien.

Y haré caso a tu consejo ¡¡follaré mucho!! :D


PD. Ese post-it habrá sido un rato grande ¿no? ;)
 
En A0 y letra tahoma 8. Si consigues follar mucho, ya me contarás el truco.
 
tienes toda la razón, de todas formas no habrá tipo que me destroce tanto como que la literatura me aburra. ji
por lo demás me encanta el post de hoy.
aunque destroces los mensajes y esas herencias que te dejan los duelos amorosos no desaparecen. ( a veces se transforman en cosas diferentes incluso en cosas divertidas)

sip, sip, sip, follar todo lo que se pueda. muazzzzzzz
 
SueRte quE volVí,
te Echaba PocO mucHo de MenOs.

beOSos
 
¿Sabes algo muy duro? olvidar no se olvida casi nada, lo que conseguirás es que duela menos o que no te importe porque lo que tengas sea mejor. Eso es lo que te deseo.

Besos dulces.
 
Besos dulces, Maruuuuuuu.

Mosqui y Venganza, ¡cuánto tiempo!
¡Qué alegría!
 
Novata en esto de los blogs y los post-it, no he podido evitar que algún resorte saltara al leerte.

Te/os recomiendo una película
"Eternal Sunshine of the Spotless Mind". Protagonizada por Jim Carrey y Kate Winslet, no sé con qué título se publicó en España (no vivía aquí cuando la ví).
Lo peor de olvidar, es que es imposible.

Kiss
 
La buscaré y la veré. Gracias.
Kiss.
 
bravo, bravo y bravo, solo puedo decirte eso, a golpès de teclado rarro que el de este lokutorio va mal de la ostia. Te mando abrazos!!! y el post anterior... joder co co tenias que habermelo contado como lo escribes me hubiera descojonado... tenias razon. Abrazo
 
Pero... ¡qué buenos consejos das, corazón! A mí siempre me ha gustado guardar los recuerdos, adoro las fotografías antiguas, las cartas manuscritas, los mechones de pelo...cualquier cosa que me recuerde momentos o situaciones.
Cada día me gusa más leerte.
Un beso.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]