viernes, octubre 21

 
Los recuerdos.
Los recuerdos son como ratones que se esconden en el fondo de los cajones, en los rincones polvorientos de los trasteros, agazapados en los pasillos al amparo de las sombras, o encaramados tras las perchas que sostienen nuestros trajes viejos; esos que, cuando abrimos la puerta del armario, nos miran inmóviles, como si se tratara de actores retirados que una vez ocuparon el exterior de nuestra piel para interpretar trozos de nuestro pasado.
Los recuerdos se alimentan de los sueños y crecen mientras las almas menguan y los corazones se marchitan.
De noche, cuando todo duerme, se pasean entre las estilográficas que nunca funcionan, los relojes aferrados a un instante del tiempo, los retratos grises que siempre miran a los ojos, las calculadoras de vientre verdoso, y las revistas que huelen a rancio y ya sólo sirven para provocar alergias y picores.
Y así, van impregnando todo con su olor.
Por eso, en las noches de insomnio, cuando revolvemos entre nuestras viejas cosas, los dedos embeben su fragancia y mueven una vieja moviola que los proyecta de nuevo, entre la mirada perdida y la oscuridad que se extiende más allá de la ventana.
No son la soledad, ni la hipocondría, las que arrastran la melancolía y la dispersan en nuestros corazones. Son los recuerdos quienes se dedican a dejarla desparramada por los rincones, en el escondrijo más insospechado, y nosotros la recuperamos por accidente cuando nos da por revolver cajones en las noches de insomnio.

Comentarios:
No sólo traen melancolía, también los hay que devuelven sonrisas, pero esos están al fondo, reservados para emergencias
 
Sí señor, para emergencias y sus salidas, como tiene que ser...
 
hola coco..

me ha gustado mucho tu post.. escribes muy bien.. y de cosas que llegan al corazon.. y como hoy, al mio lo sacuden..

besitos saltarines
 
me encanta sacudirte el corazón, princesa. Un besito, verde ;)
 
las salidas van bien para emergencias, si, y pueden dejar buen recuerdo, también... ¿me estoy liando?
 
jajajajaja, sí.
 
hola coco,
soy coco...

los recuerdos- de todo un poco...en si, la vida!

un fuerte y caluroso abrazo.
cuidate!
 
Y tú tambien cuidate, Coco de mi corasao.
 
Pero que bien escribe mi donette...

Como yo ya dije en un post hace tiempo, las cosas materiales traen los buenos recuerdos, los malos suelen venir con las personas...

Besitoss
 
Como se borran los recuerdos? Bueno, no todos...algunos son buenos, y da gusto recordárlos...pero otros, ufffffffff
Buen fin de semana Coco!
Un besito muy fuerte...de esos para recordar!!
 
Recuerdos de 125 comments conseguidos...
Recuerdos de una sola frase que llega al alma.
Recuerdos... como ratones. Pero también como leones, a veces hasta salvajes.
 
Cuando creía que era imposible que me dejaras (de nuevo) sin palabras y absolutamente pasmada, vas y posteas esto.
Desde mi humilde opinión, pero qué bueno, coco, qué buen post. Qué cosa más bonita y bien hecha.
 
Este post me ha gustado mucho...
Se lo tengo que leer a mi abuela...
Para que recuerde todas las cosas que ha olvidado...
 
Vaya, eso del insomino del final me ha recordado a mos ojos como platos de esta noche. mierda de cafe!!
 
Yo tengo ratones tuyos de esos en el cajón de la mesilla de mi habitación, la de casa de mis padres.
Tengo todavía un monedero que me regaló una novia, que se convertía en novia de verano en verano, que venía con mensaje incluido, en el que contaba que "alguien" no podría destrozar "nuestro" amor...
¡Ay! ya se me ha desparramdo la melancolía...
 
Y, a veces los recuerdos, querido Coquet, son como fieras..... a las que hay que mantener a raya tras una silla, con un látigo en la mano y vestido de domador.

Porque, en ocasiones y cuando los recuerdos nos toman... vuelven aquellos paraisos de los que ya no somos dueños ni parte.

........así que sí.
Que como con los pulpos antes de comérnoslos: Ablandarlos a pedradas para que no nos destrocen los dientes.

Saf ;-))
 
:)
 
Para recordarlo siempre.
 
Si te estuvieras quietecito y no revolvieras en los cajones....
 
Hola coco...
 
Nunca somos capaces de deglutir la realidad tal cual nos viene. De instalarla en su estante apropiado. Por eso regurgitamos recuerdos, unas veces para darles su lugar y otras para recrearnos. Nada más que para recrearnos.

Ay, Coco, Coco, :-)
 
Prefería cuando en mis noches de insomnio me daba por limpiar el alicatado. Ahora, en lugar de eso, me dá por recordar y revolver en mi memoria. Esta ya tiene mucho trasto guardado. Creo que debería empezar con la limpieza de otoño ¿tu qué crees?
Besos Coco, de una 'desmemoriada'
 
Dónde vas, tan sola y tan tarde, esparciendo los detalles como si fueran migas por la calle...
 
Yo soy de esas que tienen recuerdos por todos los rincones y creo que aunque algunos fueran dolorosos en otro tiempo, con el paso de los años hasta se hacen amables.
Un post precioso, querido Coco.
Un beso.
Des.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]