domingo, febrero 20

 
Siempre
siempre me pilla sin paraguas; la lluvia, la del alma, la que de verdad cala.

Comentarios:
Esa lluvia no hay varillas que la resistan.
Hay que saber leer entre lineas aunque la palabra este al reves.
Un saludo
 
Si sirve para que reverdezcan conciencias, y los arcos iris pavoneen sus colores por campos de sentimientos y se cambien así los dias grises por dìas de color, te diré que bienvenida la lluvia que alivia secarrales.
¿Te das cuenta que están comenzando los brillos del calor en los montes?
 
bueno si un día cala la lluvia y al otro el viento que hasta los huesos y por fin el sol. ya queda menos. un beso coco
 
Mosquita, hasta los huesos sólo calan tus besos ;) ... sí, ya falta menos, qué ganas de sol, de luz, de mosquitas, de amor y de aire de secador de pelo.
 
Me doy cuenta Mox, me doy cuenta. Ya falta menos para ver la vida con brillos completos, con ojos de colirio, con parches de felicidad, en estaciónes llenas de viernes.
 
no hay varillas ni alma que la resista, y menos si, como yo, no se sabe leer entre lineas, anonymous.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]