miércoles, febrero 9

 
Llueve.
ese quedo tamborileo de dedos
buscando el cristal de la ventana,
con sereno ritmo de mecedora gitana.
Ese secuestro, okupador de sueños;
que adormece con lóbregas nanas
que erizan cuerpos y arañan sentidos.

Ese ver morir de nuevo mil lágrimas
gritando al estrellarse contra el suelo.
Y suicidio, manchando las plumas del alma.
Y nostalgia, como el pájaro sin vuelo.
Cuando necesitas mirar al sol y ver naranja,
alguien chilla: QUE NO!; que hoy no puedo!

A las malas sombras abren paso fiestas de nubes cerradas,
a los bailes de tinieblas, el lóbrego tango del espíritu,
y, tras ellas, la llovizna, el chaparrón, el diluvio...
Nada revive ni reverdece si antes no llueve, nada. Nada.

Comentarios:
Tu siempre has dicho que soy un cielo, pues te regalo un pedazo de cielo para que en estos días de lluvia y nostalgia lo utilces, para que lo compartas conmigo -recuerda tu tienes un pedacito de mi corazón-, para que cuando te invada la tristeza lo mires y digas: "esta loquita de León está siempre a mi lado". Besitos -y esta vez no son de ferretería ni entre amigas. No te olvido.
 
GUAPA!
gracias por el trocito de cielo, tú también tienes un trocito del mio. Cuidate mucho y... sé mala. ;)

Besazo.
 
tienes razón, nada, nada si antes no llueve. Pero bueno supongo que antes hay que limpiarse bien los ojos, para dejar de ver borroso. luego los ojos más claros. Y entre diluvio y diluvio, primavera.
Ahí va un poquito de orquesta para coco. De los 40´s a lo Glen MIller, en dias de lluvia sempre funcionan.
un besazo wapo
 
Por eso, Sr. Coco, por eso...
Oiga, se me acaba de ocurrir una idea: ¿y si pone una tienda de paraguas ?...entonces cada vez que llueva una alegría infinita y pelín fenicia lo invadirá hasta el punto de impulsarlo a cantar esta canción: "que llueva, que llueva, el Sr. Coco está en la cueva, los euritos en la caja cantan, las deudas se levantan"
Estribillo: "que llueva, que llueva, el Sr. Coco está en la cueva ".
Pruebe, pruebe con esto y ya me dirá.
Otra cosa:
No se fíe de mi prima la que rima,
esa Gata me maltrata, casi casi que me mata,
y hoy yo tengo tanta grima, que ni con aspirina.

Cuídese:
Cat Mesmer.
 
la de la orquesta y el besazo era la mosquita que también huele a tierra mojada. :)
 
Mosquita, ese pedazo de estilo no necesitaba firma, corazón. Gracias por la orquesta, hoy necesitaba esnifar un poco de música de trompeta mezclada con baquetas que marcan contra tiempos, saxos académicos y voces de señores a pelo.
Besazo.
 
Querido Sr. Cat Mesmer,
no me fiaré de su prima la que rima, aunque tendré que hacer una excepción, porque yo me fío de todo kiski. Sin ir más lejos, el otro día me fié de una señora de rojo y ahora soy un experto en compresas. Pero para no fiarse, desconfie usted de los anuncios, que las mejores no son las que llevan alas, las mejores son las de toda la vida, las de celulosa y esponjosas.
Paradoja: desconfiaba de todo, incluso de que desconfiaba... food for thought.
Sinceramente,
Coco.
 
GUAPO TU
Intento cuidarme, pero dime como se puede cuidar alguien cuando lo único que tiene es un gran vacio en su interior?
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]