jueves, febrero 3

 
en el sitio justo en el momento preciso
hoy me ha sonreido, y me he sentido como respirando viento fresco en lo alto de un acantilado, como gaviota mecida en su aliento; sí, Sí, Sí: sonríe con los ojos, con la nariz y las orejas, con la comisura de los labios, con sus brazos, con sus piernas, con sus pecas, con ese flequillo de incandescente rojo fuego, con pendientes de sol y perla; sonrie sin mover las cejas; pintando el vagón con dientes, mejilla y lengua; sonrie cantando jondo, con fuerza gitana en sus venas. Y eso que sólo le he cedido el asiento... si es que, cuando te embarazas, las hormonas destruyen tus barreras (otra gran verdad que me confesó un día mi abuela).

Comentarios:
tu eres gilipoyas
 
jajajajajaja. Pues va a ser que sí, ¿quieres psicoanalizarme? :)
 
Sr. Coco:
Embarazada y embarazosa, por lo que veo. Sí, las hormonas...lo complican todo. A veces las abuelas también.
Cordialmente:

Cat Mesmer.
 
Sr. Cat mesmer, a veces también. Un placer leerle, como siempre. Beso.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]