viernes, enero 28

 
Llevo
LLevo unos días perros, de esos que ladran bajito para no cansarse. Pillado entre Dayna Kurtz y los regalos-canción de a.k.a. Carteándome con un gato algo mesmerizado sin saber muy bien porqué lo hago, sólo sé que me cae bien. Sí, estas cosas pasan, lees a alguien y decides si te cae bien o mal. Odio eterno o amor profundo. Serán cosas de la edad, pero es lo que hay. Y no me pasa sólo con a.k.a., ni con gato, ni con gata. Me pasa tambien con mosquita, con migae, buenoooo, con todas mis ataduras, mueva usted un pelín los ojos hacia la izquierda, plis, que estoy un poco vago. Es una lista corta, pero intensa, a mi me encantan y les juro que en mi vida ya hay pocas cosas que me seduzcan. Otro día hablaremos de la lista interminable de contactos de mi messenger, titularemos el Post: Cómo pasar de los juramentos de amor eterno a la ignorancia mútua en tres meses. Vaya, empiezo hablando de perros y acabo con el amor eterno, a ver si me va a dar por la zoofília, a mi edad.

Comentarios:
nunca es tarde si la dicha es buena... jajajajaajajaa... aunque igual no es de la edad y es del riego :)

petó
 
:)
Petonàs, corasón. Uau, llevo media hora encantado, sacando brillo a las baldosas aferrado a una mujer gitana (gipsy buman). Qué marcha, qué piano, qué percusión...la voy a volver a poner ;) Gracias.
 
Lo de la zoofilia no lo dirás porque te gusten las moxcas ¿verdad?...

( Que - ya - sabes - que - hay - amores - imposibles )
 
:)
 
jajajajajaja Mox. Eres un sol. Beso.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]